Compartir
Publicidad

El emplazamiento comercial

El emplazamiento comercial
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una mala ubicación de nuestro negocio puede llevar una idea genial a tener que echar el cierre.

La primera complicación con la que nos encontraremos a la hora de abrir un negocio nuevo es elegir el local adecuado. Y es que no todos los emplazamientos, por atractivos que sean, pueden resultar adecuados para nuestra actividad: el mismo negocio puede no obtener la misma rentabilidad si lo abrimos en un centro comercial, que si lo abrimos en la calle de tiendas por excelencia de la ciudad.

Pero también los negocios que se encuentren alrededor pueden influir. Posiblemente una tienda de telefonía móvil pueda obtener su máximo rendimiento si está rodeada de tiendas de electrodomésticos, tecnología, informática, etc. Y tal vez esa misma tienda rodeada de tiendas de lencería, cosméticos, o decoración quede un poco fuera de lugar y no obtengamos la rentabilidad que deseábamos.

Estos son algunos de los aspectos más importantes a sopesar a la hora de ubicar nuestro local comercial: Negocios próximos. Como comentábamos, tener cerca actividades del mismo sector atraen clientes en busca de nuestros productos.

Competencia directa. Ojo con la competencia directa. Sería interesante establecer un pulso pero es cosa de dos y podemos salir escaldados.

Accesibilidad. Debemos estudiar si el lugar cuenta con buenos medios de transporte. Y no sólo para los clientes, sino también para los empleados

Zonas de aparcamiento. Muchos negocios se echan a perder por estar en zonas peatonales que no disponen de areas próximas de estacionamiento porque los clientes no pueden desplazarse con sus vehículos con comodidad.

Zonas de tránsito. En función de nuestro negocio, una gran afluencia de peatones transitando por los alrededores puede ser una ventaja o un inconveniente. Hay negocios que necesitan más de una zona apartada y tranquila (clínicas, mensajerías...) y otras de una zona muy transitada (zapaterías, joyerías, cafeterías...)

Entorno. Saber localizar tu target y acercarte a él es esencial. ¿Un ejemplo? Sencillo: un kiosko en la acera de enfrente de un colegio. O un bar junto a una zona de oficinas, bancos, organismos oficiales, etc.

Por otro lado, dos factores a tener en cuenta van a ser por un lado la ubicación de nuestro negocio en una zona en expansión con pocos negocios abiertos y que con el tiempo se activará y convertirá en muy atractiva, pero que de momento nos supone unos costes inferiores, y por otro lado analizar que un local en una calle céntrica nos costará más que ubicarlo en la calle de detrás, pero también nos permitirá establecer unos margenes comerciales más elevados.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio