Compartir
Publicidad
Publicidad

Qué hacer cuando un trabajador te toma por tonto

Qué hacer cuando un trabajador te toma por tonto
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Hay empresas que no gestionamos bien el sistema de gastos de caja . Es decir, necesitamos proporcionarle dinero en efectivo a nuestros trabajadores para determinados gastos, como puede ser gasolina o dietas, y después se nos presentan los correspondientes justificantes. Trabajar con dinero en efectivo tiene complicaciones y tentaciones.

La picaresca está muy extendida, no lo vamos a descubrir ahora, y si alguien te quiere robar, lo va a hacer, te pongas como te pongas y hagas lo que hagas. El caso es, qué hacemos cuando descubres que un trabajador te está tomando por tonto y encima mantiene su actitud. Os cuento el caso en particular:

Un trabajador tiene que echarle gasoil a un coche de la empresa. El consumo por kilómetro está relativamente ajustado con pocas desviaciones. Desde que este hombre comienza a utilizar este vehículo el consumo se multiplica por 3. Se le da el primer aviso como a los toros, comentándole que “cambie su forma de conducción” por el incremento brutal de coste en gasoil.

Es un buen tipo y no queremos prescindir de él. Este hombre hace caso omiso y el consumo de gasoil sigue disparado. Le volvemos a dar un segundo aviso sin ironías. “No aportes facturas falsas de gasolina con cantidades que realmente no le estás suministrando al coche”. Este hombre sigue con su comportamienro. Doy por hecho que piensa que estamso chalados, vamos.

Conseguir facturas falsas de una gasolinera es tan fácil como pedirlas. El caso viene cuando el colmo de la desfachatez llega a manipular burdamente una factura. Sobre una factura de 5 euros, coge un bolígrafo y rectifica el número para poner 10. Chapuza de las gordas. Consigue cabrearme, cojo la factura, la cotejo con la gasolinera y montamos la fiesta.

Llamo al trabajador para hacerle un homenaje. Le preparo dos diplomas y dos billetes de cinco euros con cada diploma. El primer diploma y premio es por tonto y el segundo por si lo pierde. Si hubiese colocado un 1 delante del 5, colocando 15 euros en lugar de 5, habría obtenido más beneficio, y posiblemente la factura hubiese colado.

Automáticamente, el trabajador en cuestión firmó la baja voluntaria. Mano de santo. Este hombre, es un buen trabajador , porque lo es, aunque tenga la mano larga, y es una verdadera lástima perder un trabajo por tener la mano larga y no solicitar o pedir directamente un aumento de sueldo si así lo necesita. ¿Cómo actuaríais vosotros en un caso así?

Imagen | Daquella manera
En Pymes y Autónomos | Siete formas de que te roben en la empresa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio