Compartir
Publicidad

Las empresas desorganizadas son culpables de sus impagos

Las empresas desorganizadas son culpables de sus impagos
2 Comentarios
Publicidad

Acabo de llegar vía Cinco Días al libro Cobro de Impagados de Brachfield. No lo he leido aún y la verdad que tampoco crea que lo haga pero esto no es óbice para que me haya gustado bastante algunas reflexiones que se extraen de la crónica.

De la primera cita que se menciona se le difiere la responsabilidad de la mora a la propia empresa, basándose la misma en la desorganización en la gestión administrativa.

Los morosos saben escoger muy bien a quién le pueden dejar a deber dinero, porque como buenos depredadores seleccionan a sus víctimas entre las empresas más débiles, tolerantes y desorganizadas.

Es cierto. El moroso profesional detecta a su presa rápidamente. Aquella empresa que no tiene una estructura organizativa definida, presenta prisas por vender, son empresas jóvenes en donde facturar es una prioridad.

La pyme tiene que tener muy claro que no se le puede vender a todos los clientes, puesto que la venta no es buena hasta que se ha cobrado. Mientras tanto, sólo tenemos un crédito que hemos concedido y si su concesión no ha sido adecuada sólo tenemos un problema.

Cambiar esta política comercial es muy complicado dado que prima más el objetivo de la venta que el riesgo que se asume cuando realizamos una operación precipitada. La sangre fría debe primar ante todo y detectar a un moroso profesional debe ser una prioridad antes que formalizar un acuerdo comercial que finalmente no se va a cobrar.

Vía | Cinco Días Imagen | Sonia from Marseille En Pymes y Autónomos | El derecho al honor y los registros de morosos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio