Publicidad

Los efectos negativos de una nueva subida del SMI: cada empresario tendrá que asumir un nuevo sobrecoste de más de 2000 € al año

Los efectos negativos de una nueva subida del SMI: cada empresario tendrá que asumir un nuevo sobrecoste de más de 2000 € al año
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El año pasado, la coalición entre el PSOE y Unidas Podemos pusieron en marcha el mayor aumento del SMI de la historia de España, subiendo un 22% hasta los 12.600 euros brutos mensuales. Este año, la coalición vuelve a la carga, insinuando que el SMI volvería a aumentar hasta los 14.000 euros brutos anuales (unos 1.000 € al mes en 14 pagas).

Ni que decir tiene que, de concretarse, las empresas tendrán que asumir un nuevo sobrecoste en los costes laborales de todos los empleados. En concreto, el nuevo coste para las empresas, que incluye salario y cotizaciones sociales, pasará a ser de los 1.393,88 euros que pagaban en 2019 a los 1.548,75 euros que pasarían a pagar con este nuevo aumento del SMI.

Es decir, una diferencia de 154,87 euros al mes, o lo que es lo mismo, 2.168,18 euros anuales, asumiendo que se tratan de 14 pagas. Un golpe en las finanzas de las pequeñas empresas y los autónomos con asalariados a cargo que puede acabar por cargarse las cuentas de muchas empresas.

Otros problemas del aumento del SMI

El impacto de la subida del SMI no acaba aquí. Según Lorenzo Amor, presidente de ATA, en declaraciones a ElEconomista.es, "Subir el SMI en la medida en la que se quiere subir es una barbaridad. Haría un daño terrible al empleo y generaría más economía sumergida. En todo caso, se debe pactar con sindicatos y con patronales".

Este impacto negativo lo reconoce hasta el propio Gobierno. Octavio Granados, secretario de Estado para la Seguridad Social, explicó recientemente que hasta 13.000 personas habían dejado de cotizar al sistema de empleadas del hogar como consecuencia directa del anterior incremento del SMI.

Hay que recordar que, de materializarse esta medida, el SMI español habría aumentado un 126% en los últimos 18 años, desde 2002. Un incremento porcentual único en nuestro país y que ha aumentado los costes laborales de los empleados de las pymes de manera ostensible.

Imagen de Steve Buissinne en Pixabay

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios