Compartir
Publicidad

Camuflando un TPV

Camuflando un TPV
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Camuflando un TPV? Pues si, los Terminales de Punto de Venta, las bacaladeras electrónicas, en una palabra, esos aparatitos conectados a las lineas telefónicas que sirven para pasar las tarjetas bancarias y realizar los cobros oportunos, han sido objeto de camuflaje en distintas ocasiones. O quizás mejor decimos que el que se camufla es el propio titular del TPV. Veamos un ejemplo, que estoy seguro que no os sonará extraño.

Supongamos que comes en un restaurante a pie de carretera, pero con un cierto renombre, llamado El cochinillo alegre . A 400 metros tenemos una estación de servicio, una gasolinera, Oilfree. Uno abona satisfecho la factura, y guarda la factura y justificante de haber firmado el recibo del TPV. Cuando unos días después, por Internet, chequea los movimientos de su tarjeta, se sorprende pues no recuerda haber gastado ni un euro, y mucho menos 40, en la Estación de Servicio Oilfree. A menos que….

A menos que compruebe, sorprendido, que ése es el importe exacto de la comida y que el ticket del TPV, al que no prestamos apenas atención, salvo en lo referente a la cantidad, va a nombre de la Estación de Servicio. ¿Qué está pasando? Soluciones (o sugerencias) varias:

  • Discrepancia entre el nombre comercial y la razón social. Posible, aunque en los TPVs se suele indicar la marca con la que gira la empresa. Ya os digo que no era el caso.
  • En el fondo, gasolinera y estación de servicio son explotadas por la misma sociedad. Es raro y complicado (fiscalidad, contabilidad, dualidad de convenios), sobre todo si el restaurante es un negocio de cierto volumen. Pudiera ser, pero no es el caso. La factura va a nombre de otra sociedad, la titular del restaurante. Eso si, nos consta que ambos negocios pertenecen a la misma familia.
  • Lo más frecuente es pensar en la picaresca. Hasta hace bien poco, las tarifas de las comisiones a comercios por facturación con tarjetas dependían, en gran medida, de su pertenencia a uno u otro sector de actividad. Una peletería pagaba mucho más que un hiper. Era un juego de volúmenes y rotación. Y en este juego, las gasolineras pagaban muy poco, y los restaurantes bastante más. No era extraño que un TPV a nombre de una sociedad se asociase a la cuenta de otra, para aprovechar las tarifas inferiores. Dicha práctica era formalmente perseguida por Bancos que concedían los TPVs y por los emisores de tarjetas, aunque aquellos hacían la vista gorda en el caso de clientes relevantes, pues no solían salir perjudicados en exceso (el grueso de la comisión era del Banco que emitía la tarjeta).

Evidentemente dichas practicas generaban problemas. Reclamaciones de clientes que no entendían nada, problemas con la imputación de comisiones y, si no teníamos cuidado con las cuentas, incluso serios problemas fiscales. Toda una maraña para ahorrarse un dinerillo, y dejando, en mi opinión una imagen lamentable en tus clientes.

El caso es que hoy por hoy, la estructura de las tarifas ha cambiado. No sólo han bajado, es que ya no dependen de esa segmentación por actividades, motivo por el cual no tiene sentido liarse la manta a la cabeza, salvo casos en circunstancias muy concretas. A mi sólo se me ocurren dos casos en los que se siga produciendo: el del simple olvido de que las cosas han cambiado o que se pertenezca a algún tipo de cadena, de franquicia o similar, que tenga pactadas unas condiciones muy beneficiosas.

Realmente, existe algún otro caso, un tanto pintoresco. Existen determinados establecimientos, muy conocidos en todas las ciudades y pueblos, y asociados a profesiones de servicios personales. No suele ser muy recomendable el que el nombre comercial del mismo figure en un extracto de tarjeta, en un movimiento bancario. Suelen usar denominaciones que jamás se asociarían a la marca con la que son conocidos. Seguro que sabéis de que hablo.

En todo caso, y entre nosotros, me parece un detalle bastante chabacano y cortoplacista.

En Pymes y autónomos|El trabajo es incompatible con la ética
Imagen|Bruno Girin

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio