La recuperación económica, todavía muy lejana: los datos de paro de febrero auguran una normalidad laboral que no llegará hasta finales de año

La recuperación económica, todavía muy lejana: los datos de paro de febrero auguran una normalidad laboral que no llegará hasta finales de año
1 comentario
HOY SE HABLA DE

Hace un año, los españoles vivíamos una situación insólita. Un extraño virus procedente de Wuhan obligaba al Gobierno a decretar el estado de alarma por segunda vez en democracia, obligando a todos los ciudadanos a permanecer en sus casas y provocando una crisis económica casi sin precedentes.

En aquel momento, los expertos vaticinaban una recuperación en forma de "V". La caída había sido rápida, pero se esperaba que la subida en la actividad fuese igual de contundente. Los argumentos parecían claros: la infraestructura productiva seguía intacta, no había excesiva deuda en el sistema y parecía que la pandemia se iba a controlar pronto.

Sin embargo, la realidad fue bien diferente. Un año después, la recuperación aparece lejana. El FMI ya ha tenido que rebajar sus previsiones de crecimiento para 2021, del 7,2 por ciento que estimaban en octubre de 2020 al 5,9 por ciento que han proyectado en la actualidad. Sin embargo, las cifras de desempleo de febrero son un claro síntoma de que 2021 no va a ser el año en el que veamos la luz desde el punto de vista económico y laboral, al menos no hasta finales de este año.

Así lo afirma, al menos, Javier Blasco, director de Adecco Group Institute. Para el experto, "las cifras de afiliación, contratación y paro de febrero nos muestran que no habrá recuperación hasta bien pasado el segundo trimestre de 2021: más de 4 millones de parados y 900.00 personas en ERTE son la fotografía de una sociedad que va camino de superar los cinco millones de personas trabajadoras sin empleo”.

Eso sí, los próximos meses, se apreciará una ligera recuperación. La moderación de algunas restricciones y la estacionalidad favorable harán que en marzo se observe una mejoría en la recuperación, además de un aumento del paro que, para Adecco, será del 0,4%. "Asimismo, las variaciones interanuales mejorarán significativamente", indica Blasco.

A todo ello hay que sumar que, según estimaciones de diversos organismos, las quiebras empresariales se van a cebar con las empresas españolas, especialmente de la hostelería. En 2020, ya se apreció un aumento de liquidaciones en este sector del 35 por ciento, una cifra sin precedentes. Y queda por ver qué ocurrirá cuando los ERTEs venzan el 31 de mayo de este mismo año, especialmente ante la falta de ayudas directas que viene denunciando el sector en los últimos meses.

El caldo de cultivo perfecto para que la crisis económica siga instalada durante, al menos, un año más.

Temas
Inicio