Compartir
Publicidad

¿Realmente necesitas un informático en tu empresa?

¿Realmente necesitas un informático en tu empresa?
Guardar
29 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Buena reflexión la que hace Martin Varsawsky, CEO de Fon, en su post titulado ¿Hasta que punto hay que controlar el uso de la informática en las empresas?, sobre la política de uso de aplicaciones informáticas en nuestros negocios. Después de leerla, he decidido que tenía que plantearos en una entrada algunos de los pensamientos que me vienen rondando la cabeza sobre la figura del informático en la pyme y algunos errores en el planteamiento de esta figura en las pequeñas empresas.

Cuando hablamos de un puesto de informático en una pyme, en mi opinión, se deben diferenciar 2 funciones diferentes:

  • Informático dedicado a programar software de gestión.
  • Informático dedicado a instalación, puesta en marcha y mantenimiento de sistemas (correo electrónico, servidores,...).

Es muy habitual que cualquiera de los 2 perfiles acabe en el terreno del otro, es decir, que el programador se dedique a gestionar sistemas y que el de sistemas termine programando. Lo normal es que la cosa acabe mal, ya que son especialidades completamente diferentes y, un buen programador, no tiene por qué ser un buen especialista en sistemas, ni viceversa. En muchas ocasiones, la cosa degenera y se acaba produciendo un fenómeno que un amigo y yo hemos bautizado como la tiranía del informático (vayan por delante todos mis respetos a los profesionales de la informática, no es mi intención faltarles al respeto).

Digo tiranía porque lo normal es que la mezcla o indefinición de funciones degenere en una sobrecarga de trabajo para el informático, o al contrario, que no haya mucho qué hacer y éste se convierta en imprescindible a base de camelar a todo el mundo. Un día nos damos cuenta de que su figura se ha convertido en fundamental. En muchas pymes, casos reales que conozco de primera mano o por amigos que me lo han contado, sucede que el informático es un cuello de botella en los procesos, siendo él quien decide, por ejemplo, si se actualiza un software o si se adopta una nueva funcionalidad para dar soporte a un proceso que ha cambiado. Él es quien manda y los demás tragan, les guste o no, con lo que él diga.

Bien, hasta aquí parece que tengo una especial fijación con los informáticos, nada más lejos de la realidad. Todo tiene una explicación y, en mi opinión, para llegar a la situación anterior, se debe dar una combinación de una errónea estrategia de Tecnologías de la Información en la pyme, así como de falta de profesionalidad de la persona que asume las funciones de programar o mantener los sistemas informáticos. En muchos negocios, el informático acaba siendo el chico para todo. Pero ¿Cómo podemos solucionarlo y evitar llegar a esta situación?

  • En primer lugar, teniendo claras las 2 funciones, la de programador y la de gestor de sistemas.
  • En segundo lugar, contratando los servicios informáticos por el tiempo que sean necesarios, evitando mantener ocioso un recurso que es muy costoso ¿Has echado el cálculo de euros/hora? Puedes pensar en una persona a tiempo parcial, o en contratar el servicio a una tercera empresa.
  • En tercer lugar, planificando el ciclo de vida del software. Evitando así por ejemplo, hacer cambios innecesarios al instalar el último sistema operativo que no te aporta nada, o instalando la última suite ofimática que te permitirá hacer los mismos documentos que la anterior versión. No hace falta diseñar grandes planes, con saber hasta cuando queremos llegar a la hora de comprarlo, ya tendríamos suficiente.
  • En cuarto lugar, teniendo en cuenta que las herramientas informáticas son un medio y no un fin en sí mismas, que tienen que dar soporte a nuestros procesos.
  • En quinto lugar, contratando a personal o formando al existente, para que asuman las pequeñas funciones informáticas del día a día. A día de hoy, la informática se ha convertido en una herramienta fundamental, tanto como saber escribir con un bolígrafo.
  • En sexto lugar, aprovechando las ventajas que están a nuestro alcance hoy en día. En la línea de lo que dice Martin en su post, yo no usaría Outlook y me quedaría con Gmail ¿Para qué complicarnos la vida con una aplicación en el medio si podemos leer nuestro correo en la web (y ahora también offline)?

Ahora toca conocer vuestra opinión. Trabajéis en el mundo de la informática o no, creo que este tema puede dar para mucho ¿Realmente necesitáis un informático en vuestras empresas?

En Pymes y Autónomos | Razones para no usar un software a medida en nuestra empresa
En Pymes y Autónomos | Razones para usar un software a medida en la empresa
Imagen | ooOJasonOoo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos