Compartir
Publicidad

Las ventas en el comercio minorista crecen. ¿Realmente es una buena noticia?

Las ventas en el comercio minorista crecen. ¿Realmente es una buena noticia?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las ventas del comercio minorista representan uno de esos termómetros para determinar el estado del consumo interior, lastrado durante más de tres años consecutivos. Hoy, se ha dado a conocer la cifra del mes de septiembre la tendencia a la baja de los últimos 40 meses se rompió. La pequeña distribución logra un crecimiento del 2,2% en septiembre. Pero, contemplando las cifras con perspectiva, ¿es realmente una buena noticia? ¿Es uno de esos brotes verdes tan ansiados en la economía real?

Veamos las cifras de este mes de septiembre: un incremento interanual del 2,2%, lo que supone el primer dato positivo en los últimos tres años. Sin embargo, si analizamos más detenidamente el dato, hay que tener en cuenta que la comparativa se hace con el mismo mes de 2012, marcado por el mayor desplome de ventas de los últimos dos años, debido al adelanto de las compras por parte de los consumidores de cara a la subida del IVA.

En aquel septiembre, que sirve como comparación para este incremento del 2,2%, las ventas se redujeron hasta un 13,6%. En ese mismo mes de 2011, la reducción fue del 5,3%. Por tanto, con toda probabilidad, si elimináramos ese elemento distorsionador en la estadística comprobaríamos que ese incremento no es tal, sino más bien un descenso, aunque menos pronunciado que a principios de año.

La tendencia del gráfico en estos meses de 2013 es al alza, aunque siempre en cifras negativas. Refleja una ralentización de la caída, pero aún sin vislumbrar una recuperación real del consumo interno, condición ‘sine qua non’ para lograr la salida de la crisis a pie de calle y no en datos macroeconómicos.

Otro dato que no resulta positivo es el del empleo. En este mes de septiembre no sólo no ha crecido en este sector sino que ha vuelto a caer. Se redujo casi en la misma proporción del incremento de ventas: un 1,8%, según las cifras hechas públicas hoy por el INE.

¿Es, por tanto, una buena noticia, un brote verde? Refleja que, al menos, la caída del consumo interno se ralentiza, pero no hay signos evidentes de una recuperación importante en el gasto de las familias.

Más información | INE En Pymes y Autónomos | El comercio minorista aún no percibe recuperación en el consumo, El consumo interno continúa paralizado: las ventas del consumo minorista acumulan 34 meses de caídas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio