Compartir
Publicidad

El poder del crédito

El poder del crédito
0 Comentarios
Publicidad
"Está en peligro la prosperidad de todos los países, además de la estabilidad de los Gobiernos y la supervivencia de pueblos enteros en las partes más vulnerables de la tierra. Juntos, podemos aprender las lecciones de esta crisis y labrar una prosperidad que sea duradera y segura para el siglo XXI."

Éstas eran algunas de las palabras de Barack Obama en la última reunión del G20, no le falta razón y es que el crédito en general es uno de los valores más importantes de los Estados. ¿Pero y esto que tiene que ver con las empresas y los autónomos?: pues mucho y cada día más. Las pymes cada día que pasan se encuentran mucho más ahogadas financieramente y eso puede llegar a ser muy perjudicial para los países. Las empresas están ligadas directamente con el tejido social, por lo que de verdad son instigadores o ayudantes de la economía.

Un ejemplo sería si tengo una pequeña fabrica de muebles, siempre trabajo bajo pedido y para llevarlos acabo por su alto coste siempre necesitaba la ayuda de un crédito bancario definido al proyecto, cuando terminara el proyecto y el cliente pagara el podría devolver dicho crédito. Ahora los bancos no están accediendo a esos créditos o son a intereses demasiado altos, por lo que las empresas no pueden llevar a cabo dichos pedidos.

Esto tienes graves consecuencias como pueden ser, recortes de plantilla, perdidas de clientes y quizá un fin demasiado caro, el cierre de la empresa.

Hemos de decir que el primer valor añadido que las pymes han de darle a esto es que conforman gran parte del valor productivo y comercial en España, por lo que si esto se repite por tanto en un conjunto de las mismas (como ocurre actualmente) será un caos económico del crédito, que sólo se podría solucionar con una mejora en el crédito guiada por los Estados y que llegue de forma directa a este tipo de empresas pueden ayudar a que se reactivara la economía de forma directa.

La solución para las empresas que se encuentren en estos momentos en una situación complicada es la paciencia crediticia, el tirar de recursos propios y fondos de garantía en la medida en la que se pueda, recortar gastos innecesarios y esperar a que por fin se produzca una inyección del crédito necesario.

Vía | elpais Imagen | rahego

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio