Compartir
Publicidad

El factor de revalorización hará que la subida de las pensiones se limiten al 0,25% al menos hasta 2022

El factor de revalorización hará que la subida de las pensiones se limiten al 0,25% al menos hasta 2022
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Después de algunos meses en los que las pensiones han estado en el centro del debate político debido a la pírrica subida del 0,25% con el que el Gobierno premió a los actuales pensionistas, los Presupuestos han dado un giro a este problema y, en caso de que se aprueben, subirán un 3%.

Sin embargo, el objetivo de los pensionistas es más bien que las pensiones suban conforme al IPC, algo que por el momento no se ha logrado. Pero lo cierto es que será difícil que se logre en el futuro; esto es debido a un factor introducido en 2014, conocido como factor de revalorización de las pensiones públicas.

Se trata de un indicador que vincula el incremento de las pensiones a la salud de las finanzas públicas. Dicho de otro modo, las prestaciones de jubilación solo subirán si los ingresos de la Seguridad Social aumentan por encima de la tasa de crecimiento del número de pensiones. En la práctica, el factor de revalorización anual solo aumenta las pensiones a una tasa comprendida entre el 0,25 % y el IPC + 0,5%. Nunca por debajo pero tampoco por encima.

El factor de revalorización de las pensiones se introdujo en 2014 y, desde entonces, ningún año se ha aplicado una subida mayor del mínimo fijado en la Ley, del 0,25 %. No es una circunstancia nueva en absoluto y por aquel entonces, algunos medios de tirada nacional ya preveían que esto se convertiría en realidad hasta, al menos, 2017.

Pero las proyecciones no son mucho más halagüeñas. La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) considera que, en ausencia de nuevas medidas, las proyecciones a futuro de las variables que componen el índice de revalorización indican que entre los años 2018 y 2022 no podrá aplicarse una revalorización en las pensiones superior al mínimo marcado en la Ley, del 0,25%. De hecho, si no hubiese un mínimo fijado, la forma de cálculo habría hecho que las pensiones hubiesen bajado un 2,96%.

¿Qué supone esto en la práctica? La AIReF pronostica que el déficit de la Seguridad Social rondará el 1,5% del PIB hasta principios de la próxima década, lo que limitará mucho la revalorización de las pensiones. Los pensionistas tendrán que soportar nuevas pérdidas de poder adquisitivo que se calcula que pueden llegar hasta el 7% en los próximos 10 años.

En Pymes y Autónomos | Miedo a la entrada en vigor del factor de sostenibilidad: las jubilaciones anticipadas se disparan en todo el país

Imagen | qimono

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos