Compartir
Publicidad

Movilidad internacional

Movilidad internacional
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La palabra internacionalización cada vez tiene más fuerza en nuestro vocabulario cotidiano. No sólo a nivel empresarial, como posible salida para sobrevivir a un mercado interior deprimido que baja continuamente su demanda. Además, se está convirtiendo la única posibilidad de encontrar trabajo para muchos trabjadores españoles, ya sean por cuenta propia o ajena.

Adecco acaba de publicar un informe con los datos recabados por su unidad de International Mobility (PDF), en el que llama la atención que España se haya convertido en el sexto país exportador de mano de obra por detrás de países como Polonia, Filipinas, Francia, Reino Unido e India, que no deja de ser una manifestación más del impacto que está teniendo una crisis que dura ya cinco años y que no parece tener visos de resolverse.

En relación con el perfil laboral de los trabajadores que fueron contratados a lo largo de 2012 por el Grupo Adecco a nivel mundial para programas de movilidad internacional, un 26% eran perfiles relacionados con oficios, como carpinteros, soldadores, electricistas, etc., debido a la necesidad de mano de obra especializada tanto en países emergentes (Latinoamérica) como en economías desarrolladas (Noruega, Suiza, Canadá, Francia, etc.), donde el progresivo envejecimiento de la población no da respuesta al desarrollo económico que viven estos países.

En segundo lugar, el sector de la construcción fue el que dio empleo a un mayor número de trabajadores internacionales, concretamente al 15%. Tras él, la industria y los servicios de producción fueron los mayores empleadores, con el 13%. El cuarto lugar lo ocupó el sector sanitario (10%) con la contratación de médicos y enfermeros con disponibilidad para trabajar en otros países. Por último, el área de las nuevas tecnologías y los profesionales de IT, junto a los ingenieros, cerraron las principales contrataciones de 2012, con el 9% y el 8%, respectivamente.

Los principales países de destino para la mano de obra española fueron Francia, fundamentalmente en el sector sanitario y el industrial, Alemania y Noruega (ingenieros, oficios y sector industrial), y Países del Este (República Checa y Polonia), que reclamaron informáticos e ingenieros, principalmente. A menor escala, Latinoamérica fue el segundo destino que más españoles recibió, el 11,5%. El continente sudamericano demandó profesionales para el sector de la construcción, ingenieros y oficios, básicamente para el desarrollo de sus infraestructuras.

En definitiva, información de utilidad para aquellos profesionales y autónomos que se están planteando la opción de intentar fuera lo que por, el momento, parece que no hay posibilidad de encontrar aquí, poder trabajar.

En Pymes y Autónomos | Internacionalización

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos