Compartir
Publicidad

La competitividad del comercio minorista

La competitividad del comercio minorista
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Hace una semana el Consejo de Ministros aprobó el denominado Plan Integral de Apoyo a la Competitividad del Comercio Minorista 2013, que consta de treinta medidas para impulsar y reactivar el comercio y, con especial atención, al pequeño comercio.

Simultáneamente también se aprobó el Fondo de Ayuda al Comercio Interior con el fin de poner a disposición de los comerciantes casi treinta millones de euros en préstamos de forma ágil y acorde con sus necesidades actuales, para apoyar sus inversiones y dotarles de liquidez de gastos corrientes.

El Plan está organizado en diez ejes de actuación: innovación y competitividad del pequeño comercio; fomento de los centros comerciales abiertos y mercados municipales; apoyo financiero a las empresas; promoción comercial y reactivación de la demanda; impulso del relevo generacional y los emprendedores; aprovechamiento de las sinergias entre comercio y turismo; mejora de la seguridad comercial; adopción de medidas legislativas de impulso a la actividad comercial y de eliminación de trabas al inicio de la actividad; apoyo a la internacionalización del comercio español y mejora de la formación y la creación de empleo en el sector comercial.

No voy a entrar en detalle en estas treinta medidas, pero sí que resulta, cuanto menos curioso, que se promueva un Plan para arreglar una situación que se gestó hace un año, o mejor dicho, se inició hace dos y se agravó en 2012 con la subida tan notable del IVA, cinco puntos en dos años, unido a la menor renta disponible por la subida del IRPF, el resultado era evidente, una contracción sin precedentes del consumo interior.

La innovación, la formación, la eliminación de trabas burocráticas, etc., está muy bien, pero mientras que la gente no esté animada a consumir porque perciba que su economía doméstica está recuperándose, todos estos planes pasan por ser meros artificios para que algunos, especialmente los desempleados, se lancen a la aventura de emprender con un pequeño comercio, pero los datos muestran que no es el mejor momento para hacerlo.

Imagen | nggalai En Pymes y Autónomos | Comercio

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos