Los quince tópicos de todo buen emprendedor ¿de verdad debemos ponerlos todos en práctica?

Sigue a Pymesyautonomos

decalogo

Cuando algo no sale como esperamos, aprendemos de nuestros errores para evitar cometerlos de nuevo. Con el paso del tiempo, habremos pasado por tantas situaciones difíciles que ya prácticamente nada nos sorprenderá, y estaremos en disposición de aconsejar a los más nóveles para evitar que ellos mismos reproduzcan nuestros errores.

En el mundo empresarial, como en cualquier otro campo de la vida, existen una serie de consejos o frases muy extendidas que pueden llevar a toda persona que dé el paso de crear su negocio a lo más alto. Sin embargo, no todos tienen por qué ser ciertos al 100% o no tienen por qué aplicarse de manera generalizada.

  1. Piensa en grande, hay que actuar a nivel global. de acuerdo, una empresa como Coca Cola ha de pensar a nivel global. Pero, ¿realmente un restaurante o una peluquería deben pensar en extender su negocio al resto del mundo, o simplemente es suficiente con centrarse en su ámbito más local o regional?
  2. Ser el primero es imprescindible. ser el primero no es condición ni necesaria ni suficiente para llegar al éxito. Antes que Facebook existían muchas otras redes sociales, antes que el iPad existían otras tablets, etc. No niego que llegar el primero ayuda, pero sin una buena gestión del producto no habremos hecho nada.
  3. Si no tienes competencia, más beneficios harás. Mejor o peor según se mire. Si no hay competencia es porque el producto o servicio que estamos comercializando no interesa y, por tanto, no es rentable a largo plazo. Hay muy pocos casos de sectores atractivos con monopolios de empresas que no sean públicas, y suelen ser grandes corporaciones que aprovechan sus economías de escala para fabricar a costes muy bajos. Es improbable que una pequeña empresa pueda llevar a cabo su actividad sin competencia.
  4. El mercado no estaba preparado para un producto tan innovador. Los consumidores están cada vez más y mejor informados acerca de los nuevos lanzamientos, y ya se anticipan mucho mejor a las novedades. Quizá sí que estaban preparados, pero no era lo que buscaban. Esta es la idea del típico empresario frustrado.
  5. No te asocies con tus amigos. Yo soy partidario de no mezclar a nuestro círculo más íntimo en los negocios. Sin embargo, quizá nuestros amigos sean las personas mejor preparadas para llevar a cabo la actividad diaria de nuestro negocio. Además, si una empresa marcha bien, los socios pueden acabar haciéndose muy amigos.
  6. Para emprender hay que ir a Sillicon Valley. En general, para emprender tenemos que ir donde estén las empresas punteras de nuestro sector. Estoy de acuerdo que hay que comercializar donde haya mercado pero, ¿de verdad merece la pena el desembolso de trasladarnos a otro lugar? El beneficio no consta solo de ingresos, si no también de gastos.
  7. Busca financiación antes de lanzarte. La financiación es imprescindible para lanzar cualquier negocio, o no. Para una idea innovadora que conste de una página web, la inversión inicial es tan pequeña que podemos permitírnoslo (de nuevo, pensemos en Facebook). Si el producto funciona, la financiación e inversión vendrán solas.
  8. Si en EEUU no funciona aquí tampoco. Quizá uno de los mayores mitos, y a la vez una de las mayores mentiras. Un producto que no haya funcionado en Estados Unidos puede funcionar perfectamente en España, y viceversa. Los países tienen sus idiosincrasias, y los gustos y preferencias de los consumidores en un país pueden diferir y, de hecho, difieren de un país a otro.
  9. No gastes mucho dinero en sueldos. Una idea preconcebida que es falsa. La motivación de los empleados es imprescindible, y su productividad depende de estos factores. El sueldo debe ser tal que mantenga a los empleados motivados y que a la vez nos permita comercializar el producto a un precio razonable. Unas buenas condiciones y ambiente laboral repercutirá positivamente en nuestros beneficios empresariales.
  10. Cuando emprendes, eres tu propio jefe. Esta premisa es cierta si percibimos a la compañía como un todo aislado del resto del mundo. Sin embargo, en el mundo empresarial hay una gran cantidad de actores a los que toda empresa interactúa y ha de rendir cuentas (clientes, proveedores, Administraciones Públicas …)
  11. El Networking es muy importante, hay que ir a todos los eventos que puedas. Darnos a conocer y hacer contactos es muy importante. Sin embargo, estar todo el día realizando esta actividad puede hacer que nuestros empleados pierdan la noción de quién es su responsable. También hay que prestarles atención a ellos, que al fin y al cabo trabajan para que la empresa llegue a buen puerto.
  12. Los emprendedores son los únicos que levantan el país. En colación con el anterior punto, los emprendedores es una de las ramas más importantes de todo modelo económico y, de hecho, son los que crean la riqueza. Pero no son los únicos que levantan el país. ¿Qué sería de las empresas sin los médicos, profesores, policía, bomberos…?
  13. Quien trabaja por cuenta ajena, mal emprende. Hay muchos trabajadores que son unos grandes profesionales y que, por cualquier motivo, no quieren emprender, pero son igual de válidos que el resto de emprendedores.
  14. No hagas mil proyectos a la vez. Cuando emprendes, hay un porcentaje muy grande de que tu proyecto fracase, por lo que hay que tener un plan B por si nuestra idea no funciona.
  15. Hay que leer libros que motiven. Es cierto, pero no vale cualquiera. Si quieres libros que motiven, que sean serios y escritos por gente con experiencia en el mundo empresarial.

Y, desde luego, seguro que me dejo alguna. Escuchar los consejos de los más experimentados es muy importante. Pero no menos importante es no generalizar a todos los negocios y si vemos muy claro algo, por mucho que contradiga alguno de estos puntos, lanzarnos y, si algo sale mal, nos servirá para no repetirlo.

En Pymes y Autónomos | Dos frases demoledoras para las que tienes que estar preparado
Imagen | IvanWalsh.com

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario