Compartir
Publicidad

Coches de empresa

Coches de empresa
Guardar
6 Comentarios
Publicidad

Hace años que sigo el carsharing, el renting y leasing de vehículos, es decir, las modalidades que nos permiten tener vehículos sin ser sus propietarios, y ya hace años, que tanto para usos personales, como para usos profesionales le veo sus ventajas, ¿Cuál es el motivo de que no lo implantemos más en nuestros negocios?

Recuerdo que ya hace más de una década bien larga que me intereso por estas opciones y que he tenido algunos vehículos con estas características. Recuerdo también que si bien ello hoy se ve como algo normal, cuando empecé a utilizar vehículos bajo estas modalidades, muchos lo veían algo elitista o directamente extraño, cuando en realidad sólo le veo ventajas.

Con un pago mensual o con un pago por uso según sean las modalidades, siempre se dispone de un vehículo nuevo, en óptimas condiciones, con mantenimiento, seguros y demás incluidos, y sin ninguna preocupación más que de conducirlo. Viendo todas estas ventajas, no entiendo la reticencia de muchas pequeñas empresas, autónomos o particulares a disponer de estas modalidades.

Muchos me dirán que mantener por ejemplo un renting es caro por la cuota mensual a satisfacer, o que el pago por uso de un carsharing es elevado, no estoy de acuerdo. Por supuesto que la cifra al mes o por uso es elevada si la contamos como un desplazamiento unitario, ¡pero eso lo incluye todo!

¿Cuánto nos cuesta nuestro coche de propiedad anualmente? Seguro que nadie podrá decirme que menos que las modalidades que le comento obteniendo la misma calidad, ventajas y servicio. Claro, a no ser, que ya nos vaya bien ir con la “furgona” de los setenta, pintada por nosotros mismos y sin seguro, pero ese es otro caso (y así y todo haciendo números estoy convencido de que “la furgona” será anualmente más cara).

En Pymes y autónomos | Cambio de coche en la empresa, opciones a estudiar
Imagen | Antonio Tajuelo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos