Compartir
Publicidad

Cerrado por defunción

Cerrado por defunción
Guardar
6 Comentarios
Publicidad

Al echar el cierre, la persiana del local nos muestra sus ondulaciones y por cada una de ellas podemos imaginar un año que ha quedado atrás. Se van encadenando unas tras otras dejándonos ver pequeñas abolladuras, arañazos y manchas que perturban su superficie.

Cuando un estrepitoso sonido nos avise de que hemos topado con el suelo giraremos la llave y el candado quedará reposando en el suelo con su desgastado brillo dorado. En la persiana metálica solo quedará como testigo un papel con el epitafio: “cerrado por defunción”.

Algunas personas crecen engañadas pues aunque el trabajo nos ayude a comer, a tener un techo y a conservar o aumentar nuestros lujos no nos ayudará a respirar ni nos enseñará a vivir, esa es la verdad. Cuando la persiana se cierre todo estará dicho y no importará lo que hayamos logrado, ni lo que hayamos ganado… se nos recordará por lo que hayamos hecho sentir.

Así que hoy quiero compartir algunas cosas que he aprendido tras algunos trágicos sucesos que me han dejado claro que no todos sabemos vivir y trabajar a la vez. Creo que son los mejores consejos que puedo dar: disfruta de tu familia, sal con los amigos, toma el sol, diviértete, confía en ti mismo, ama todo lo que puedas, siente, no esperes al fin de semana, viaja, intenta hacer cosas que te gusten y por supuesto, trabaja.

Ante todo trabaja en tu felicidad y en la de los demás para no dejar un dolor por el vacío sino por la ausencia si tenemos que “cerrar” antes de tiempo. Podemos sentirnos orgullosos si lo que dejamos no está dentro de un local sino en el corazón de los que nos rodean.

Puede que sea difícil entender lo que pretendo decir hoy y por qué lo hago pero me gustaría pedirte que seas agradecido y que vivas con una sonrisa. No habrá negocio más rentable, te lo aseguro.

Estamos aquí y la persiana sigue abierta, razón suficiente para sentirse feliz. Puede que tengamos cosas que cambiar pero aún estamos a tiempo ¿no es maravilloso?

En Pymes y Autónomos | Querer, aprender, creer y emprender, Los fantasmas de la avenida
Imagen | Tnarik

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos