Herramientas de marketing: los códigos QR

Sigue a

2004

Hay multitud de medios de relacionarse con el cliente pero si hay que prestar atención a algunos en particular son aquellos que utilizan al teléfono móvil como plataforma de relación. En este sentido los códigos QR empiezan a ser protagonistas y aún no han demostrado nada de su extraordinario potencial.

Cuando se dirige un smartphone hacia un código QR se obtiene la información deseada sin necesidad de escribir nada en la pantalla y adicionalmente ésta queda guardada en el móvil para cuando se quiera requerir de nuevo. Esta opción la comenzaron a utilizar hace algunos años algunas compañías aéreas para la emisión de billetes electrónicos.

De este modo se presenta una oportunidad incipiente de empezar a utilizar los códigos QR como herramienta de marketing, para lo que hay que tener en cuenta tres factores:

  • Optimización del código QR para el entorno móvil, dado el número creciente de usuarios que interactúan con sus móviles, para lograrlo hay que tener en cuenta los siguientes atributos el código QR ha de ser fácil de leer y dirigirse a objetivos específicos.
  • Debe haber una recompensa, la asimilación más evidente son las tarjetas de rascar (los rasca y gana) al usuario hay que incentivarlo con algo útil como un premio.
  • Ser paciente, al ser algo una tecnología no muy difundida la mayoría de los usuarios o la desconoce o no está habituada a ella por lo que hay que a lo mejor los resultados no son tan prometedores como se pretendía, pero no por ello hay que desanimarse ni desestimarla como opción.

Al experimentar tempranamente con los códigos QR, hay que tener en cuenta que quien lo comience a utilizar estará adoptando un rol de “early adopter“ los anunciantes lograrán convertirse en expertos en participación con los usuarios sobre una base móvil, con lo que, cuando los códigos comiencen a popularizarse, éstos ya estarán a la vanguardia y podrán aprovechar mejor las ventajas que aportan como elemento de relación con el cliente y aunque parezca un privilegio reservado a las grandes empresas, hay pequeños negocios que lo están comenzando a utilizar como medio de promoción de ofertas en sus locales.

Imagen | Mackarus
En Pymes y Autónomos | Marketing

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios