Compartir
Publicidad

De hacer regalos, hagámoslos bien

De hacer regalos, hagámoslos bien
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

A veces para intentar vender más, para que nos conozcan o para caer más simpáticos a nuestra clientela, tenemos la genial idea de realizar concursos y de regalar cosas a nuestros clientes. Y esa genial idea, que a priori es más que buena, puede convertirse en una pesadilla de no saber hacerlo bien. Y es que ya que vamos a regalar hagámoslo bien.

Montar un concurso por ejemplo entre nuestros clientes y sortear la tan manida cesta de navidad o una bicicleta o un microondas (o para los más modernos un iPad o demás gadgets), puede ser una gran idea para atraer a clientes y especialmente para fidelizar a los ya existentes, ahora bien no les fallemos.

Y es que no hay peor reputación para nosotros que por ejemplo plantear un sorteo y después no poder hacer frente a lo que hemos prometido regalar, o bien a que el sorteo en sí mismo sea considerado una artimaña u otras cosas que puedan desprestigiarnos.

Así, primero deberemos vigilar muy mucho que es lo que sorteamos, y asegurarnos de que lo que sorteemos podremos disponer de ello rápida y fácilmente una vez celebrado el sorteo y que podremos hacer frente a su coste. Y segundo y muy importante (aunque a veces no se tenga presente): asegurémonos de que el concurso es un concurso simple, con reglas claras y objetivas para todo el mundo. Un concurso con una estructura fácilmente comprensible para todos y con unos mecanismos del todo transparentes.

En Pymes y autónomos | Ofertas, promociones, ... el peligro del todo gratis Imagen | rahego

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos