Cuando la diversificación de las alianzas comerciales se convierte en un poderoso seguro contra el 'fracaso'

Sigue a

huevos.jpg

 

Recientemente he tenido la oportunidad de asesorar a unos clientes sobre el establecimiento de un nuevo establecimiento comercial, mediante el que se pueden dirigir a distintos colectivos para cubrir una determinada necesidad. He ahí una de las fortalezas más importantes con las que ha de contar un negocio, y en especial en la época que atravesamos, dónde la diversificación de los ingresos juega el papel de un poderoso ‘seguro contra el fracaso’.

Para ello es conveniente alcanzar alianzas o acuerdos comerciales con distintos colectivos, como por ejemplo: ayuntamientos, asociaciones culturales, clientes privados y alianzas trasversales con otros establecimientos comerciales localizados en otras plazas, dónde se pueden aprovechar las sinergias que de desprenden de sus respectivos negocios.

Por tanto, cuando se inicia un nuevo proyecto es fundamental tratar de trazar estas alianzas, y ejercer la labor de un buen comercial siguiendo los siguientes pasos:

  1. Breve presentación del producto: proporcionando unas breves pinceladas sobre nuestra actividad y el objeto social de nuestra empresas
  2. Realizar un ejercicio previo de conocimiento de la actividad de nuestro potencial cliente, informándonos sobre su objeto social y sus principales usuarios, analizando al mismo tiempo el tipo de problemas en los que le podemos ayudar, adaptándonos a sus necesidades y evitando que nuestro cliente se adapte a un conjunto de demandas estandarizadas que no tienen por qué cubrir sus necesidades, y que por supuesto no le interesan
  3. Una vez cubiertos los dos puntos previos, estaremos en disposición de ‘vender’ nuestro producto, realizando la labor comercial con la que comenzaremos a desarrollar nuestra actividad empresarial


En conclusión, hemos de tener un especial cuidado a la hora de vender nuestros servicios, logrando vender nuestra ‘marca’ con el mejor desempeño para que el proyecto sea exitoso. Realizando un buen trabajo de campo para lograr alcanzar estrategias provechosas con clientes ‘solventes’ que nos permitan un desarrollo comercial futuro, consiguiendo al mismo tiempo diversificar nuestros ingresos para que nuestra empresa no dependa de tan solo unos pocos, y se muestre mucho más flexible en un entorno de cambios que se ha establecido no de manera temporal, sino para quedarse.

En Pymes y Autónomos | La diversificación de la cartera de clientes como clave para el éxito
Imagen | bpheonixbpheonix

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario