Que la empresa se haya extinguido no impide que continúe con una demanda

Sigue a Pymesyautonomos

justicia.jpg

El hecho de que una empresa se haya extinguido, tras un proceso judicial, no impide que pueda seguir con una demanda interpuesta contra un tercero antes de que la empresa haya dejado de tener personalidad jurídica.

Así resuelve la Audiencia Provincial de Barcelona, en una sentencia de 9 de febrero de 2012, un caso en el que una sociedad demandó a otra por competencia desleal y posteriormente entró en proceso concursal que acabó con la liquidación de la compañía.

La demandada fue presentada después de que varios ex-trabajadores de la demandante abandonaran la empresa y crearan una nueva que compitiendo con la anterios y consiguieron un contrato de distribución de un proveedor sobre el que estaba operando la primera.

Esta presentó una demanda por competencia desleal y posteriormente entró en concurso de acreedores. El resultado del condurso supuso la liquidación de la empresa, lo que aprovechó la demandada para solicitar el archivo de la denuncia alegando que la empresa denunciante ya no existía.

La sentencia determina que la extinción de la empresa “no ha de impedir la subsistencia de su personalidad o capacidad procesal para, en el lado activo, plantear o mantener demandas para reclamar los créditos que le asistan contra otros terceros, y así poder hacer frente, precisamente, a las reclamaciones de los acreedores insatisfechos”.

Por tanto el hecho de que la entidad deje de tener personalidad jurídica no implica la pérdida del derecho a proseguir con el contencioso planteado ante terceros y a la defensa de los intereses presuntamente dañados.

Vía | El Economista
En Pymes y Autónomos | Primer fallo judicial con aplicación de responsabilidad penal a personas jurídicas
Imagen | Daquella manera

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario