Compartir
Publicidad

Fin del periodo voluntario de regularización de trabajadores del Plan contra el empleo sumergido

Fin del periodo voluntario de regularización de trabajadores del Plan contra el empleo sumergido
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se ha terminado el periodo voluntario de regularización de trabajadores marcado por el Plan contra el empleo sumergido, así que desde hoy, 1 de agosto, se endurecen las sanciones a las empresas que empleen a trabajadores de manera irregular.

Dicho Plan, aprobado en el mes de abril, fijaba un plazo de adaptación para las empresas que tuvieran trabajadores “irregulares”. Durante ese plazo, que finalizó el 31 de julio, se marcaba un procedimiento de regularización de todas estas personas bajo la “amenaza” de un endurecimiento de sanciones a partir del 1 de agosto. Ese día ya ha llegado.

A partir de ahora cuando una empresa incumpla la obligación de alta de un trabajador en la Seguridad Social podrá ser sancionada mínima con un mínimo de 3.126 euros y un máximo de 10.000 euros. Hasta ahora la horquilla de sanciones oscilaba entre los 626 y los 6.250 euros. Además si la empresa mantiene de manera irregular a trabajador que cobre la prestación por desempleo la sanción mínima para la empresa sube a 10.000 euros y la máxima se mantiene en los 187.515 euros.

La finalización de este periodo transitorio significa además el inicio de una intensificación de la vigilancia y control del trabajo no declarado por parte de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. Este aumento de las inspecciones se complementará con la puesta en marcha de campañas de sensibilización pública.

El próximo mes de septiembre se conocerán los datos de las regularizaciones realizadas durante estos último tres meses. Este periodo transitorio tenía como objetivo que las empresas con trabajadores “en negro” se pusieran al día bajo la “amenaza” del aumento de sanciones una vez terminado ese plazo, veremos pués si ese ultimatum ha sido efectivo y que índice éxito se ha conseguido, para elllo se valorarán las altas registradas en la Seguridad Social entre mayo y julio.

Teniendo en cuenta las cifras que se barajan de empleo sumergido y la incidencia que éste tiene en la recaudación del Estado, el Gobierno ha puesto en marcha, durante los últimos años, varias medidas para rebajar la incidencia de “la otra economía”. El resultado hasta ahora no parece haber sido el perseguido y dudo que en este último caso la incidencia de estas regularizaciones haya cambiado la tendencia. Veremos si ahora se lleva a cabo el aumento de las inspecciones y si el nuevo régimen sancionador “estimula” las altas.

Vía | Europa Press
En Pymes y Autónomos | Nuevo estudio sobre la economía sumergida en España
Imagen | Oneras

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad