Compartir
Publicidad

Técnicas para idear nuevos productos: morfología y relaciones forzadas

Técnicas para idear nuevos productos: morfología y relaciones forzadas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras repasar las diferencias entre el Brainstorming y la Sinéctica vamos a continuar repasando algunas interesantes técnicas para idear nuevos productos y servicios. En ocasiones debemos forzar el pensamiento creativo pues de forma natural contamos con una resistencia al pensamiento abierto, y a momentos caótico, necesario para encender la bombilla.

El trabajo en equipo es fundamental en la confección de ideas pues estas se comparten y amplían de forma exponencial logrando un avance más rápido cuando la voluntad de los miembros es la adecuada. El análisis morfológico y el método de las relaciones forzadas pueden ayudarnos a desencadenar ideas y dar con nuevas soluciones.

Análisis morfológico

Tenemos un problema delante y queremos resolverlo de forma eficiente ¿verdad?. Para hacerlo podemos considerar todas las dimensiones del mismo (su morfología) y ver cómo se relacionan entre sí para encontrar posibles soluciones o para mejorar las ya existentes.

Por ejemplo, martillear puede parecer una acción simple pero si estudiamos sus dimensiones descubriremos que es un problema variado pues tenemos que incrustrar un clavo en la pared mediante una acción física. Además, si nos equivocamos tendremos que sacarlo y para ello necesitaremos ejercer fuerza.

Como solución podemos crear un martillo con dos caras que posea un mango lo suficientemente largo como para ayudarnos con la fuerza necesaria.

Podría contar con una punta lo suficientemente ancha como para minimizar el error en el golpeo, usar una superficie de goma para minimizar el ruido y en la parte posterior colocar una ranura con inclinación que facilite la extracción de clavos mediante palanca. Entre las dimensiones estudiadas descubriremos que existen diferentes superficies, clavos y usuarios que necesitan características especiales.

En conclusión, estudiaríamos todas las dimensiones de un problema e intentaríamos relacionarlas. En el ejemplo del martillo todavía podríamos mejorarlo en peso y balance, buscando la manera en que los clavos extraídos no queden inservibles, disminuir la acción física por parte de la persona, etc... las soluciones podrían dar incluso con un producto totalmente diferente al original. Es decir, crear nuevas soluciones para cubrir el máximo número de dimensiones posibles.

Relaciones forzadas

En este caso en lugar de trabajar con las dimensiones del problema confeccionaremos un listado de objetos vinculados a la resolución de necesidades relacionadas.

Si recordamos los relojes Casio con calculadora de hace unos años (aunque creo que vuelve la moda...) encontraremos que se realizó una integración de objetos: cronómetro, calculadora, reloj, despertador... e igualmente podríamos decir del iPhone: consola, calculadora, agenda, navegador, despertador, calendario, etc...

Un autónomo que trabaja con mucha movilidad necesita gran cantidad de herramientas portátiles y los smartphones nacieron para cubrir este tipo de perfiles profesionales. Cogieron las soluciones existentes y las relacionaron con un problema concreto para así crear un producto integral.

En Pymes y Autónomos | Técnicas para idear nuevos productos: Brainstorming contra Sinéctica, 4 maneras de innovar y obtener soluciones creativas (II) , 4 maneras de innovar y obtener soluciones creativas (I) Imagen | Simcik

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos