Publicidad

Uno de cada tres empleados todavía tiene accesos a datos de su empresa anterior

Uno de cada tres empleados todavía tiene accesos a datos de su empresa anterior
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La desorganización y la custodia de los datos es un aspecto pendiente en muchas empresas. Así lo muestra un estudio llevado a cabo por Kaspersky según el cual hasta uno de cada tres empleados todavía tiene accesos a datos de su empresa anterior. Y pueden alterar dichos datos, modificarlos, borrarlos por error o incluso utilizarlos en su propio beneficio.

La realidad es que pocos me parecen. Tal y como trabajan hoy en día las empresas, donde se comparte en discos virtuales información que luego se mantiene allí durante mucho tiempo, las contraseñas no se cambian y no se eliminan permisos, podría decirse que podría ser todavía más.

Y no se trata de documentación trivial, puesto que el 75% admitió que eran datos confidenciales, incluso que tienen que ver con salarios, incentivos o similares. No es que puedan acceder desde la oficina, es que muchos siguen recibiendo correos en sus móviles porque las cuentas no se han dado de baja, accediendo a documentos en la nube o a través de accesos remotos a la propia oficina.

El desorden que campa en muchas empresas a la hora de almacenar los datos es tal que muchas de ellas no saben ni lo que guardan ni siquiera que es importante y que no. Se crea una carpeta de almacén, y allí, con una organización más o menos laxa va a parar todo lo que los usuarios quieren, sea o no importante.

Si a esto le sumamos que las memorias USB se siguen utilizando para llevarnos información con la que luego trabajamos en casa o tenemos dispositivos personales, como pueden ser teléfonos, a los que nos llega información corporativa, el desorden está garantizado.

Esto provoca problemas de seguridad, pero también en el día a día a la hora de encontrar un documento se pueden perder muchas horas. Además esto afecta también a la copia de seguridad, ya que se guardan muchos más datos de los que serían necesarios. Recuperar datos tras un incidente puede costarnos mucho más de lo que debería.

Imagen | Pexels

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir