Compartir
Publicidad

Líderes desde la infancia

Líderes desde la infancia
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Por qué algunos individuos son líderes natos y otros, en cambio, carecen de las capacidades y habilidades necesarias para serlo.

Según los trabajos del Dr. Tim Elmore, fundador y presidente de la organización "Growing Leaders" que ayuda a los jóvenes a convertirse en líderes y autor del libro "Artificial Maturity: Helping Kids Meet the Challenges of Becoming Authentic Adults", los padres tienen una gran influencia para potenciar el liderazgo.

Conductas que inhiben el líderes

  1. Experimentar el riesgo

Se dice que una de las causas que dificulta el emprendimiento es la aversión al riesgo. Esta es una actitud que se inculca desde la infancia y, por ejemplo, no dejar que los niños experimenten el riesgo o el exceso de seguridad hace que el niño no arriesgue porque le entre miedo a realizar cosas fuera de su burbuja de protección parental.

  1. Incapacidad para la resolución de problemas

Si cada vez que un niño necesita ayuda, se la da antes incluso de que la pida, se le está perjudicando ya que no se le incentiva a resolver sus problemas por sí mismo.

  1. Los panegíricos

Es inevitable que los padres muestren entusiasmo con cada pequeño logro que sus hijos alcanzan, sin embargo, mostrar entusiasmo con facilidad, es decir, que se vean ante los padres como ganadores lo que les puede provocar que afrontar el fracaso se convierta en una tarea difícil.

  1. Las recompensas

Recompensar cada logro es un error que se suele cometer porque minimiza o anula la motivación intrínseca.

  1. Compartir los errores cometidos

Es positivo contarles aquellas cosas que no hiciste bien cuando tenías su edad. Así podrás mostrarle cómo enfrentaste el problema y le enseñarás tu lección aprendida.

  1. Confundir inteligencia, talento e influencia con madurez

Es un error confundir la inteligencia u otras habilidades con la madurez. Un ejemplo claro es cuando vemos a estrellas que han desempeñado su trabajo a la perfección y luego no saben enfrentarse al público.

7. Haz lo que yo te diga no lo que yo haga

Los padres tienen la responsabilidad de modelar en sus comienzos la vida que quieren que vivan sus hijos. Por eso, como líderes a seguir en las casas, hay que intentar emplear siempre palabras honestas y ser coherentes con lo que se dice y lo que se hace.

Imagen | Daniel Lobo En Pymes y Autónomos | Ejercer el poder con liderazgo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio