Publicidad

Cuando el plan de estrategia de marketing lo dicta el cliente

Cuando el plan de estrategia de marketing lo dicta el cliente
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Estos días, la empresa Abercrombie & Fitch, de la que hablamos hace dos años, es noticia. Su estrategia de marketing ha dicho adiós a que sus empleados trabajen con el torso descubierto. ¿La razón? Alejarse de una imagen sexual y frívola.

¿Cómo puede una empresa borrar su seña de identidad? Porque ser exclusivo no tiene que ir de la mano de perder a otra clientela. Además de que las críticas se cebaron con su imagen altiva, potenciada por el anterior CEO al que no le importaba soltar frases del tipo: "Hay mucha gente que no está hecha para llevar nuestra ropa".

La realidad es que un nuevo equipo directivo ha tomado las riendas, y pretenden modificar la imagen en todos los niveles. Se acabaron los hombres objeto, se acabó ese ambiente en las tiendas de pub, con música a todo volumen.

Y lo más llamativo, se tendrá en cuenta las habilidades y capacidades del personal, más allá de su apariencia física. Este aspecto, lo comparten, en otro nivel, muchas tiendas de ropa 'exclusiva', donde el dependiente te mira de arriba abajo como perdonándote la vida.

Las marcas exclusivas, el lujo, siempre tendrán su espacio en el mercado, pero este tipo de empresas, pueden dar el golpe durante un cierto tiempo, hasta que potenciales clientes, o simplemente quienes vigilan que no se atente contra los Derechos Humanos, pueden arruinar el más exitoso negocio. Un ha de cuidar a sus clientes, pero también al entorno en el que se halla.

El menosprecio con el que se trataba al resto (competencia, personas hipotéticamente no aptas para sus productos...) hizo mella, y no siempre es bueno que hablen de uno aunque sea para mal. Las cifras de venta bajaron y su popularidad cayó en picado.

Una vez más, la reputación de la empresa demuestra que si se descuida puede llegar a hundir nuestro negocio, sin importar el tamaño del mismo. Para buscar la diferencia, o ser únicos, no hay que caer en el insulto. ¿Serán capaces de recuperar su buena imagen y aumentar las ventas? Al fin y al cabo, parte de su clientela siguió siendo fiel a ese estilo de venta agresivo.

En Pymes y Autónomos|Una adecuada estrategia de marketing ayuda pero no es suficiente,Debemos invertir en Marketing

Imagen|Iqbal Osman

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir