Compartir
Publicidad
Publicidad

Utilizando la webcam para corregir nuestra postura frente al ordenador

Utilizando la webcam para corregir nuestra postura frente al ordenador
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando trabajamos diariamente frente a un ordenador desarrollamos pequeños vicios posturales que, con el tiempo, y debido a la frecuencia de adopción de estas posturas, pueden desembocar en incomodidad, molestias y finalmente producir lo que se conoce como lesiones por esfuerzo repetitivo (LER).

Cualquier molestia por pequeña que sea, si se alarga en el tiempo, va a afectar de forma directa a nuestra salud y, por tanto, a la calidad de nuestra trabajo y a la satisfacción que obtenemos de él.

Aspectos como la distribución de nuestro puesto de trabajo, la altura a la que tenemos el monitor con respecto a nuestros ojos, cómo nos sentamos y la posición de nuestros hombros y brazos cuando utilizamos el teclado son determinantes en la aparición de una de estas lesiones.

Si bien es fundamental conocer cómo trabajar adecuadamente, no deja de ser complicado, aún sabiendo lo que hacemos mal, adoptar medidas correctoras que nos eviten problemas físicos.

Hoy me gustaría hablaros de dos programas que nos ayudarán a modificar y vigilar estas posturas inadecuadas, utilizando un dispositivo presente en buen número de ordenadores en la actualidad, la webcam.

SlouchGuard

Este programa nos va a ayudar a corregir dos aspectos muy importantes.

  • La postura frente al monitor: Mediante el uso de la cámara web, colocando ésta sobre nuestra pantalla y tras un entrenamiento previo (adecuamos nuestra posición a los parámetros correctos, indicados por el propio programa), nos va señalando mediante un aviso sonoro cuando nuestra postura es incorrecta.
  • Nuestra forma de teclear: Desplazando la cámara web a un lateral del teclado (el contrario al del ratón) el software vigila la forma en que colocamos las muñecas y la posición del antebrazo, con el objetivo de prevenir problemas como la tendinitis y el ya famoso síndrome del túnel carpiano.

Se incluyen tres breves vídeos para ayudarnos a determinar la postura correcta ante la pantalla y en el uso del teclado.

El programa está en inglés, el precio de una licencia es de 14’75 euros, y se puede comprar desde la propia web de la empresa.

Postureminder

Postureminder dispone de dos versiones, una doméstica y otra profesional, que es la que vamos a comentar. El funcionamiento es muy similar al anterior, aunque no incluye la posibilidad de utilizar la cámara para controlar nuestra forma de teclear.

Sí añade otras funcionalidades, como recordatorios de pausas y micropausas, rutinas de entrenamiento frente a la cámara para ir ayudándonos a corregir la postura, vídeos con ejercicios de estiramiento y un sistema de control de hidratación, que te permite ir introduciendo la cantidad de agua, bebidas con cafeína y bebidas carbonatadas que has ido consumiendo, y ver si la ingesta de líquidos es apropiada o si te excedes con el café (aquí creo que se han pasado, pero bueno...). Puede utilizarse sin cámara web, pero se pierde la información que ésta nos proporciona y gran parte del sentido de la aplicación.

También está disponible únicamente en inglés y se puede comprar por aproximadamente 75 euros en la tienda online de la empresa.

Conlusiones

Postureminder es mucho más completo (y mucho más caro), y SlouchGuard, aunque más sencillo, resuelve bien las funciones que ofrece. Como ambos programas disponen de una versión de demostración (con funcionalidades y tiempo de ejecución limitados), si estás interesado en mejorar tus hábitos posturales frente al ordenador, te aconsejo que pruebes los dos y decidas cual se adapta mejor a tus necesidades específicas.

Foto | ctaloi Sitio oficial | SlouchGuard, Postureminder

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio