Compartir
Publicidad

Un aparatito por si solo no sirve de nada

Un aparatito por si solo no sirve de nada
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Me hace mucha gracia cuando escucho a veces a algunas empresas o profesionales decir orgullosas que se han adaptado a los nuevos tiempos y que ya están preparadas para competir en el nuevo entorno, y resulta que como mucho lo único que han incorporado de nuevo es una pagina Web y saber utilizar el correo electrónico.

Esta situación que expongo quizá es un poco extrema y no representa la realidad total de nuestras empresas, pero si desgraciadamente una buena parte de ellas, una buena parte que se piensa que esto de ser competitivo y productivo pasa por utilizar un ordenador, sin ver más allá de ello, craso error.

No es que la informatización de las empresas y el disponer de una pagina web corporativa no sea necesario, por supuesto que lo es, y no es tan solo necesario, es imprescindible, pero de eso a decir que somos los más modernos del mundo mundial porque sabemos encender un ordenador media un trecho, un trecho muy grande.

Y no me refiero solo a que las empresas deben formarse y tener más avances tecnológicos a su alcance, ni tampoco me refiero a que todas las empresas se tengan que dedicar a temas vinculados a las nuevas tecnologías. Me refiero a que todas las empresas de todos los sectores y ámbitos tienen que entender que un cambio de estructura empresarial, un cambio de modelo, un cambio de funcionar, es mucho más que lo anteriormente dicho.

De nada nos servirá dotarnos de la más avanzada tecnología de no saber que hacer con ella, de nada nos servirá formarnos en los últimos gadgets de no saber aplicar sus funcionalidades para mejorar los procesos de nuestra compañía, de nada servirá nada de lo que hagamos de no ser que lo hagamos en pos de llegar a la autentica raíz del cambio. Y la raíz del cambio no es saber utilizar un teléfono inteligente, la raíz del cambio es saber aplicar las virtudes que nos puede aportar ese teléfono inteligente, bien sea optimización en costes, reducción de tiempos en realizar gestiones, movilidad de oficina permanente, etc.

Esa es la clave del cambio y no al revés, y una sola indicación para cerrar este tema: adaptarnos al nuevo paradigma, no es adquirir solo aparatitos e ir buscándoles utilidades, adaptarnos al nuevo paradigma es hacer un análisis profundo de nuestras necesidades y en base a ellas adquirir los aparatitos que nos ayudaran a mejorar y cubrir nuestras necesidades.

En Pymes y Autónomos | “Yo, rehúso”, a la empresa y el profesional no telemático
Imagen | torley

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio