Compartir
Publicidad
Publicidad

Sustituir equipos informáticos, saber cuándo ha llegado el momento

Sustituir equipos informáticos, saber cuándo ha llegado el momento
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las decisiones más difíciles de tomar para una empresa, especialmente en épocas de crisis es la de sustituir equipos informáticos, saber cuándo ha llegado el momento. Para mi el ciclo de vida de un equipo informático se mueve en tres periodos de tiempo, nuevo, renovado y para sustituir, que vienen marcados por la productividad que necesitamos conseguir con los mismos.

Puesto que el ciclo de vida de un equipo no lo marcará otra cosa que la productividad que necesitamos conseguir con el mismo. Podemos tener equipos antiguos que sólo utilizamos en momentos puntuales de manera que aunque sean lentos y tarden en arrancar, para usarlos con una determinada aplicación nos pueden servir.

Sin embargo, para equipos de uso cotidiano en la empresa debemos tener en cuenta el ciclo de vida que queremos conseguir con ellos y analizar el momento en el cuál pasar de una a otra fase. Vamos a ver un poco más en detalle en qué consisten cada una de estas fases:

  • Fase de equipo nuevo, que se puede considerar desde el momento que se adquiere el equipo hasta los dos años siguientes de vida, más o menos y dependiendo del uso que le demos. En este momento es la hora de comparar las prestaciones que nos da el equipo en comparación de uno equivalente que podamos adquirir ahora. Es el momento de analizar si necesitamos una ampliación de memoria, por ejemplo, y si esta opción nos mejorará el rendimiento del equipo.

  • Fase de equipo renovado, cuando hemos realizado alguna modificación en el equipo, tanto de hardware como de software por desgaste de sistema operativo. En el caso del hardware lo normal es ampliar el equipo con más memoria RAM. Debemos estar atentos al precio de estos componentes y aprovechar para comprar cuando estos componentes estén a buen precio, ya que suelen fluctuar entre precio de lanzamiento alto, precio normal, y bajo cuando se va a producir un cambio de tecnología. Si aprovechamos los momentos de bajo precio de las memorias podemos ampliar nuestros equipos con bajo coste.

  • Fase de equipo para renovar, cuando normalmente ya han pasado unos 5 o 6 años desde que nos compramos el equipo y lo hemos renovado. Dependerá el ciclo de vida de las características de nuestro equipo. Si ya era un equipo de prestaciones básicas cuando lo compramos el ciclo de vida será más corto, y por lo tanto será necesario renovarlo antes. Esta fase podemos alargarla tanto como nuestra economía nos lo exija. Sabemos que tenemos que renovar el equipo, pero el tempo lo marcarán las prioridades económicas de nuestra empresa.

En definitiva, lo que tenemos que considerar es si estamos invirtiendo más tiempo en reparar y optimizar el equipo, y tenemos a la persona que lo usa más tiempo parada esperando a que se abra determinada aplicación que trabajando con ella ha llegado el momento de renovar el equipo. Existen opciones para alargar el ciclo de vida, pero todo tiene un límite.

Una opción drástica es utilizar un sistema operativo con menos necesidades de hardware que el actual que estamos utilizando, es decir, si estamos utilizando Windows Vista, instalar en el mismo equipo Windows XP. Otra opción más radical es buscar distribuciones Linux con pocas necesidades de hardware que nos pueden devolver a la vida equipos que creíamos jubilados para propósitos concretos en la empresa.

En Tecnología Pyme | Darle una segunda juventud al ordenador de tu empresa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio