Compartir
Publicidad

Soluciones reales de VoIP para una pyme (y II): contrato profesional

Soluciones reales de VoIP para una pyme (y II): contrato profesional
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Construir uno mismo una solución VoIP es una tarea que, aunque posible, es ciertamente complicada si no se cuenta con personal especializado. Por ello, en esta entrada vamos a ver la otra opción lógica, y probablemente la más apropiada en la mayoría de los casos: contratar a profesionales del sector.

Como empresarios vamos a buscar, principalmente, tener un buen servicio: disponibilidad y calidad. Además, ya que hacemos una inversión en un sistema adicional, aunque no sea muy cara, es una tarea más a gestionar. Por tanto, si con el mismo “jaleo” conseguimos otras funcionalidades nuevas, mejor.

Qué es imprescindible. Estos son los parámetros básicos en los que tendremos que fijarnos en un primer momento.

  • Soporte 24×7 en caso de fallo: nuestro negocio es lo primero, y debemos tener la tranquilidad de que alguien va a resolver el problema en el menor tiempo posible, mejor si hay compromiso en el tiempo máximo de respuesta. También es interesante que nos garanticen una calidad de voz razonable dentro del soporte.
  • Disponer de una línea auxiliar en caso de fallo: por muy bueno que sea nuestro sistema, y la empresa que lo montó, el proveedor de servicio VoIP puede fallar (en la vida real los problemas nunca son evitables por completo). Lo ideal sería tener más de un proveedor de VoIP, pero quizás lo más habitual será usar la línea analógica de toda la vida para hacer las llamadas, ya que normalmente está incluida en el precio del ADSL.
  • Seguridad: nuestro sistema, como cualquier sistema con servidores IP, tiene que estar lo más cerrado posible de cara a ataques del exterior. La empresa que instale el sistema debe comprometerse a realizar las actualizaciones de seguridad con la mayor brevedad posible, y a comprobar la instalación una vez realizada.
  • Plan de precios claro: que no quede ningún caso sin tratar, para no encontrarnos con sorpresas por hacer una llamada a un destino que no estaba especificado o que nos pidan más dinero por un componente hardware que se olvidaron de instalar. También es buena idea que podamos restringir el ámbito de nuestras llamadas (por ejemplo, sólo números nacionales).
  • Solución compatible con estándares del mercado: puede que en algún momento queramos cambiar de compañía, pero hemos de asegurarnos de que podemos mantener toda nuestra instalación.

Qué es deseable. Las propuestas que aparecen aquí son muy personales, y dependen de la utilidad que nos proporcionen y del coste que supongan, pero deberían estar incorporadas a las ofertas habituales con poco sobreprecio, y son las que aportan el principal valor añadido de la solución VoIP.

  • Centralita avanzada: menús, mejor si son personalizables por nosotros mismos, buzones de voz, salas de reuniones (lo que normalmente se llama conferencia).
  • Fax: que el sistema sea capaz de recibir fax.
  • Pasarela a correo electrónico: que el sistema pueda mandar por correo electrónico tanto los mensajes del buzón de voz como los faxes recibidos
  • Disponibilidad geográfica: que podamos activar nuestra extensión allá donde nos encontremos y tengamos una conexión, ya sea un hotel, en casa, un móvil con soporte VoIP…

Como último consejo, quizás debamos tener en cuenta la proximidad geográfica de la empresa que contratemos. A pesar de que posiblemente nos ofrezcan soporte remoto (por fin el siglo XXI, señores), la cercanía suele ser una ventaja en caso de necesitar desplazamiento.

Desde Tecnología Pyme no vamos a recomendar ninguna empresa en concreto, ya que hay suficiente competencia en el mercado como para que compense hacer una búsqueda por cuenta propia.

Fotografía | ycguitar814
Más información | Proveedores de VoIP en España
En Tecnologia Pyme | Soluciones VoIP: hágalo usted mismo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio