Compartir
Publicidad
Publicidad

Servidor o NAS, la elección dependerá de la seguridad

Servidor o NAS, la elección dependerá de la seguridad
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cada día los servidores de almacenamiento en red son más potentes y nos incluyen más funcionalidades. La mayoría de ellos pueden darnos una gran capacidad de almacenamiento, con gestión segura de los discos configurados en RAID y una sencilla gestión de la capacidad del mismo, por lo general mediante una interfaz web. Pero muchos podemos tener la duda de que recomendar a una empresa, un servidor o NAS, la elección dependerá de la seguridad que la empresa pretenda implantar en su red.

Por eso las limitaciones del NAS no están en su capacidad de gestión o de integración de distintas funcionalidades, sino en la forma de gestionar la confianza de los usuarios en los recursos. Y no sólo me refiero a los recursos compartidos en el servidor de archivos, sino en todo lo que se refiere a políticas de seguridad que configuran el modo en que los usuarios se relacionan con el equipamiento informático.

Una empresa que en la que cada usuario se responsabiliza de su puesto informático no necesita estas políticas de seguridad. Si lo único que pretendemos a la hora de trabajar del servidor es compartir ficheros, impresoras y algún servicio como puede ser el servidor FTP o un servidor web, el NAS será la respuesta a todas nuestras demandas.

Control usuarios NAS

Además gracias a la sencillez que nos aporta será más fácil de administrar que si invertimos en un servidor, ya sea Windows o Linux que requiere de conocimientos más avanzados para administrarlo. No nos saldrá rentable utilizar un servidor para las tareas básicas antes reseñadas. Seguro que muchos estáis pensando que si el día de mañana lo necesitáis ya lo tendréis, pero esto me parece un error.

Y es un error porque invertir en un sistema de servidor que excede nuestra capacidad es derrochar nuestros recursos. Si al cabo de dos años la empresa ha crecido o a pesar de los avisos es necesario aplicar políticas de seguridad de forma centralizada para gestionar mejor los recursos siempre podremos invertir en un servidor nuevo y dejar el NAS integrado como servidor de ficheros.

Esta es una buena solución que además de permitirnos no tener que cargar con un servidor que ya tiene un par de años de antigüedad nos agiliza el trabajo del mismo, puesto que los procesos que llevaría a cabo para compartir lo ficheros se los puede ahorrar al seguir trabajando con el NAS y nos servirá como servidor de aplicaciones o para centralizar las políticas de usuario.

Compartir archivos y cifrar en NAS

Por último creo que debemos tener claro para que utilizaremos cada uno de los dos dispositivos. Aunque las funcionalidades de un NAS avanzado cada vez son más parecidas a las de un servidor e incluso algunos nos facilitan un sistema de permisos y control sobre los usuarios, tened en cuenta que estos son los más caros.

Decidir entre uno y otro sistema dependerá en gran medida de las necesidades de nuestra empresa, el tipo de políticas de seguridad que necesitamos implantar y nuestra capacidad para administrar uno u otro sistema. Para empresas pequeñas, de hasta 50 usuarios un NAS puede perfectamente ser la respuesta, para más allá quizás se quede algo corto.

En Tecnología Pyme | Servidor o NAS, la diferencia cada vez es más escasa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio