Compartir
Publicidad
Publicidad

Saneado del cableado de red

Saneado del cableado de red
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Una de las cuestiones más importante para mantener en buena forma nuestra red informática es controlar el estado del cableado de red. Muchas empresas tienden a reutilizar el mismo cableado una y otra vez, manteniendo cableado que muchas veces sufre algún problema y provoca cuellos de botella en nuestras redes. Por eso es muy importante efectuar operaciones de saneado del cableado de red periodicamente.

En este sentido debemos tener muy en cuenta las condiciones del inmueble en el que se ubica nuestra oficina. Si es antiguo y está bien conservado, si le ha afectado alguna plaga de insectos o roedores, etc. El mantenimiento del cableado nos ayudará a utilizar la red interna, LAN, y poder sacarle todo el partido. A la hora de mantener toda nuestra instalación de cableado en buen estado tenemos que tener en cuenta las siguientes consideraciones: * Cableado interno: que consideraremos en esta categoría el cableado que va desde las tomas de red hasta el panel de parcheo, desde donde lo enlazaremos al Switch. En este caso es conveniente aprovechar obras, traslados de equipos y demás contingencias para cambiarlo. Hay que tener en cuenta que la distancia máxima de este cableado es de unos 100 metros pero que lo aconsejable es un máximo de unos 80. * Latiguillos de red: son los que utilizamos para parchear entre las tomas, ya sea desde nuestra tarjeta de red a la toma de red de la pared o suelo, o desde el Panel de Tomas en el Rack al Switch. En este caso es más fácil la sustitución, puesto que el cableado está a la vista. Debemos tener en cuenta que estos latiquillos no deben exceder el metro, máximo metro y medio desde la toma de la pared hasta nuestro equipo. * Organización de los armarios de red: es una cuestión que a menudo se olvida. Al principio todo está correctamente organizado, pero con el tiempo se degrada, se desordena y al final entre el panel y el switch hay poco más o menos que una maraña de cables. Es importante ser metódicos a la hora de ir añadiendo o quitando parcheos.

Estos valores son los recomendados. No significa que si hacemos un latiguillo de tres metros de longitud no vaya a funcionar, funcionará, pero la red a este equipo no irá tan fina como debiera. En general para la mayoría de aplicaciones no tendrá importancia pero aquellas que hacen un uso intensivo de la red es importante que se respeten los estándares lo máximo posible.

En Tecnología Pyme | La oficina inalámbrica Imagen | Miniyo73

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio