Compartir
Publicidad

Revisa la letra pequeña de la garantía de tu portátil

Revisa la letra pequeña de la garantía de tu portátil
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Hay veces en las que las empresas asumen unas condiciones de compra en los productos que no son, ni de lejos los idóneos y que incluso en algunos casos rozan la ilegalidad. Me estoy refiriendo a las condiciones de garantía que nos imponen a la hora de comprar equipamientos informáticos y sobre todo del caso de los ordenadores portátiles. Por eso, revisa la letra pequeña de la garantía de tu portátil y observarás como las condiciones en las cuales las prestan estarán rozando la ilegalidad.

La mayoría de los grandes fabricantes por lo general simplemente nos ofrecen una garantía de un año, cuando la ley española de bienes de consumo les obliga, como al resto de empresas que venden otros productos, a ofrecer una garantía de dos años. Pero, por lo general ahí no queda el tema, sino que además este tipo de compañías como por ejemplo Dell, HP o Apple nos ofrecen por un “plus” una extensión de garantía a tres años.

Por eso cuando ahora con la crisis nos sorprendemos con las garantías que algunos equipos nos ofrecen de serie, como el caso que comentamos el otro día de Toshiba Tecra A10, e incluso hace que el producto destaque sobre los demás dado que el monto económico de todas estas prestaciones de garantía adicionales puede ascender a más de 200€ y es algo que se valora mucho cuando eres un autónomo con el ordenador portátil todo el día de un lado para otro.

Y sin embargo las empresas y consumidores tenemos asimilado que si queremos un producto informático tenemos que aguantarnos con estas garantías y si estas son las que dan los proveedores de prestigio no quiero pensar que nos puede ofrecer otro tipo de proveedor, aunque a veces el fabricante con menor cuota de mercado tiende a cuidar un poco más este tipo de aspectos, por eso es un aspecto muy importante a revisar cuando os compráis un ordenador portátil.

¿Os imagináis con vuestro flamante Macbook Air por el que habéis pagado 2000 euros y al año y poco tiene un fallo de disco duro y os dicen que no os lo cambian, o lo que es peor, que si queréis que lo reparen tenéis que pagar X dinero? ¿Y si en la televisión de pantalla plana que nos compramos para casa al cabo de poco más de un año nos empiezan a aparecer pixeles muertos? ¿También nos conformaríamos? Y es que el problema es tener que reclamar luego a estas empresas…

Otro tema distinto sería el de los sistemas operativos, que ya todos tenemos más que asumido que tenemos que “aguantarnos” con el sistema operativo que nos imponen y no tenemos opción a elegir. Imaginaros una empresa que piensa en ahorrar costes y ha decidido instalar Linux en sus estaciones de trabajo. ¿Por qué está obligada a comprar un portátil con un sistema operativo que no quiere? ¿Por qué tiene que pagar por algo que no necesita? Y es que muchas veces tenemos que hablar de la tiranía de los portátiles que nos imponen una serie de restricciones que equipos de sobremesa no tienen y son más flexibles.

La verdad es que no se si es algo personal o vosotros en vuestras empresas también os sentís estafados cuando un equipo os falla y os dicen alegremente que ya hace más de un año que lo tienes y que la garantía ha caducado. ¿Tenéis en cuenta el servicio de asistencia y garantía cuándo compráis un equipo? Nos gustaría conocer vuestra opinión.

Más Información | Guía de Ley de Garantías y Bienes de Consumo
Foto | DeclanTM
En Tecnología Pyme | Equipamiento informático: elegir un ordenador

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos