Compartir
Publicidad
Publicidad

Portátiles con procesadores ULV perfectos para la movilidad

Portátiles con procesadores ULV perfectos para la movilidad
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Parece que se amplía la gama de portátiles y se abre un nuevo sector que me parece sera muy interesante para la empresa. Se trata de portátiles con procesadores ULV perfectos para la movilidad por el bajo consumo de sus procesadores, pero que a la vez tienen mayor potencia que los ultraportátiles convencionales equipados en su mayoría con procesadores Intel Atom y que resultan algo escasos en su funcionalidad para un entorno profesional. Los procesadores ULV (Ultra Low Voltage) han llegado para ser el corazón de equipos de gama superior a los ultraportátiles pero que quieren autonomía en la batería.

Los ultraportátiles después de un año de crecimiento, tal vez impensable en un primer momento, se han estancado mientras que en el mundo empresarial se está optando por teléfonos de última generación asociados a una conexión de datos antes que por ultraportátiles puesto que ofrecen funcionalidades similares y ofrecen la opción de acceso mucho más ágil ya que los teléfonos, al contrario que los portátiles, están siempre a mano y encendidos con lo cual ejecutar consultas se convierte en un proceso mucho más rápido.

Estos nuevos procesadores tienen un consumo de energía reducido, similar al procesador Intel Atom omnipresente en los ultraportátiles, pero que tiene mayor capacidad de procesamiento y por lo tanto mejor rendimiento. Además, como estos equipos están destinados a un mercado más exigente suelen venir dotados de tarjetas gráficas más potentes que permitirán gestionar de forma más eficiente un mayor número de aplicaciones y no sólo algo de ofimática e internet.

En el aspecto de la movilidad los consumos bajos garantizan una duración de la batería alta del orden de entre 6 a 8 horas dado que este tipo de portátiles suelen tener baterías de 6 celdas. También suelen venir con mejores opciones de conectividad no siendo extraño que incluyan la opción de añadir un módulo para la conexión 3G. El tamaño de la pantalla suele estar entre las 12 y 13 pulgadas, aunque las podemos encontrar mayores.

El pero que podemos ponerle a estos equipos está en que utilizarán como sistema operativo Windows Vista, actualizable a Windows 7, que no es tan ágil en los tiempos de arranque como XP u otros sistemas operativos. Yo he probado Windows 7 con uno de estos procesadores de bajo consumo y tengo mis dudas de como trabajará y que agilidad le dará al funcionamiento del equipo. Habrá que ver los test y que resultados nos ofrecen en este sentido.

Los precios que apuntan no son ya tan bajos como los ultraportátiles pero tampoco se mueven en el límite de los 1500 euros que podía costar un portátil ligero y pontente para el ámbito profesional. Se mueven en una horquilla de precios entre 600 y 800 euros, precio contenido para las prestaciones que nos ofrecen. Personalmente creo que es un acierto buscar un portátil con autonomía, ligero y de precio contenido enfocado a un mercado profesional de alta movilidad que demanda mayores prestaciones que las ofrecidas hasta el momento por un ultraportátil.

En Tecnología Pyme | La duración de la batería del ordenador portátil

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio