Compartir
Publicidad

¿Podemos prescindir de Microsoft Office?

¿Podemos prescindir de Microsoft Office?
0 Comentarios
Publicidad

Programas para editar textos, hojas de cálculo, realizar presentaciones y demás funciones vinculadas con las suites ofimáticas tenemos para dar y vender, pero por una u otra razón el Office de Microsoft sigue estando en la cresta de la ola en cuanto a número de usuarios. Utilizar alternativas a este paquete de programas es en teoría muy sencillo, pero ¿realmente podemos prescindir de Microsoft Office?

Como hemos dicho las alternativas están ahí, OpenOffice y todas sus variantes, servicios de ofimática online como Google Docs o Zoho, los productos de Apple u opciones menos populares pero también disponibles. Todas pueden hacer prácticamente lo mismo (algunas más y otras menos) y son en teoría compatibles con los documentos generados por el software de Redmond, pero sólo en teoría.

Ayer estuve haciendo algunas pruebas con un documento de texto y una hoja de cálculo, ambos creados con la suite de Microsoft. Documentos sencillos, sin muchas florituras, macros ni nada por el estilo, pero con un cierto formato que necesitaba respetar. Acabé utilizando Word y Excel. Ninguna de las alternativas respetó el formato original (y probé con OpenOffice, Google Docs, Zoho, Numbers y Pages). Pueden abrirlos, sí, editarlos también, pero el resultado difería considerablemente del original.

No pienso que haya que achacárselo a estos programas, si no a que uno hace determinadas cosas a su manera (como insertar una imagen, por ejemplo), y de una forma que los demás no pueden “emular”. Como la mayoría de empresas con las que trabajo utilizan los programas de Microsoft, no me queda más remedio que mantener una copia en la recámara para cuando me encuentro con una situación como la que os describía en el párrafo anterior.

¿Podemos prescindir de Microsoft Office? Pues de momento tengo que concluir que no, sobre todo por falta de compatibilidad total entre los documentos generados por éste y el tratamiento que hace de ellos el resto de opciones disponibles. Se ha avanzado mucho, muchísimo en poco tiempo en este aspecto, pero todavía no tengo la seguridad de poder eliminarlo de mi disco duro o ahorrarme la licencia para un nuevo ordenador, espero que el tiempo lo remedie.

En Tecnología Pyme | OpenOffice llega a la versión 3.0 y iWork, la suite ofimática de Apple

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio