Para paranoicos de la seguridad en la empresa: sistemas de copia y recuperación de datos en caso de desastre
Tecnología

Para paranoicos de la seguridad en la empresa: sistemas de copia y recuperación de datos en caso de desastre

HOY SE HABLA DE

Dentro de los tipos de copia de seguridad que debe manejar una empresa hay una especial que es el último recurso. Se trata de una copia anticatástrofes, que debemos  tener fuera de nuestras instalaciones por si ocurre un percance de fuerza mayor. Puede que muchos piensen que es solo para paranoicos de la seguridad en la empresa, los sistemas de copia y recuperación de datos en caso de desastre, pero por mi experiencia os puedo asegurar que más vale tener una copia siempre a salvo.

Son diferentes las circunstancias en las que vamos a tener que utilizar dicha copia, ya sea porque hemos sufrido un accidente en forma de incendio o inundación en nuestra sede, porque hemos tenido un fallo eléctrico que inutiliza nuestros sistemas o un ataque de ransomware. El caso es que tener una copia de seguridad fuera de la empresa es un elemento básico para nuestra seguridad.

Para muchos puede parecer una exageración, algo propio de paranoicos de la seguridad.  Pero nadie hubiera pensado nunca que un viernes iríamos a trabajar y al siguiente lunes medio país tuvo que hacerlo desde su casa durante un largo periodo de tiempo. Se trata de un protocolo más a seguir en nuestras rutinas de copia. 

¿Cómo podemos sacar la copia de seguridad de la empresa?

Lo primero que debemos tener en cuenta es que si tratamos datos personales, la copia de seguridad que salga de nuestras instalaciones tiene que ir protegida, a ser posible por un cifrado. De esta forma si por cualquier circunstancia la perdemos o nos la roban, los datos no serán accesibles.

Tiene que ser un copia completa, no puede ser una copia parcial, diferencial o incremental, ya que por si misma tiene que servirnos para restablecer datos y sistemas de la empresa.

Hay que tomar las debidas precauciones si vamos a sacar datos de nuestras instalaciones

Si tenemos un servidor central donde guardamos toda la información una buena práctica es realizar una copia virtual de dicho servidor cada cierto tiempo, de manera que con la ayuda de una máquina virtual podamos ponerlo en marcha desde cualquier ubicación y con la ayuda de un equipo medianamente potente.

Por último, no puede ser una copia de sincronización, porque esto no sería una solución en todos los casos. Un error de borrado, de cifrado por ransomware puede hacer que este tipo de copias sea inútil.

Tipos de soporte para la copia antidesastres

Lo más sencillo es hacer la copia en un disco externo, que llevamos a casa, dejamos en otra sede de la empresa o en una caja de seguridad. En alguna empresa en la que he estado se ocupaba una compañía de seguridad de recoger y custodiar dicho soporte de copia, que a la semana siguiente depositaba en la empresa y recogía una nueva copia.

Otra alternativa es hacer una copia en la nube. Contratamos espacio en cualquier proveedor, pero siempre teniendo en cuenta que tenga sus servidores dentro de la UE. Esto es especialmente importante siempre que vayamos a tratar datos personales, algo que ocurre en todas las empresas.

Otra alternativa es llevar los datos a otra sede de la empresa, ya sea porque los equipos están conectados por VPN o porque tenemos dos dispositivos que se pueden conectar entre ellos, como podría ser el caso de dos oficinas con un NAS que traspasa datos entre ellas.

¿Cuánto tiempo tardamos en recuperar los datos?

Un último aspecto a tener en cuenta es cuánto tiempo vamos a tardar en recuperarnos de un incidente. Si nos ponemos en lo peor y tenemos que recuperar toda la información de esta copia es importante tenerlo en cuenta para nuestro plan de contingencia.

No solo se trata de volumen de información, de bases de datos sino también del número de ficheros. En alguna ocasión que he tenido que recurrir a este tipo de copias, he podido pasar la mañana copiando información, recuperando desde disco duro.

En otra ocasión, esta operación se prolongó dos días y en el caso de tener que recuperar de la nube los tiempos no son mucho mejores, especialmente en los almacenes de datos más económicos. Además hay que tener en cuenta que tenemos que descifrar los datos, por lo que todo el proceso se vuelve más lento.

Por eso si queremos tener una respuesta rápida es mejor adquirir soportes como discos SSD para lograr reducir estos tiempos. Más interesante todavía es si hacemos la copia virtual de todo el sistema, algo que llegado el momento ayuda a que poner en marcha de nuevo la empresa pueda ser mucho más a´gil.

Ahora que está a punto de finalizar el año es un buen momento para planificar y a la vez que hacemos el cierre, sacar una copia anual a la que podamos volver en cualquier momento en caso de necesidad.

Imagen | ractapopulous en Pixabay

Temas
Inicio