Compartir
Publicidad

Óptica Directa, ejemplo de las posibilidades del comercio electrónico

Óptica Directa, ejemplo de las posibilidades del comercio electrónico
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El hecho de que cada vez más personas conozcan y utilicen Internet es un punto a favor de utilizarla para promocionar o incluso vender los productos o servicios que nuestra empresa comercialice. Cada vez son más las cosas que podemos comprar a través de la red, algunas incluso impensables hace tan sólo unos años. Un ejemplo interesante es el de Optica Directa, que se ha lanzado a vender gafas utilizando Internet como plataforma.

Y no hablamos de gafas de sol ni de marca, sino de gafas graduadas. El cliente facilita los datos de su graduación (realizada por un óptico u oftalmólogo), elige el modelo que le gusta y hecho, gafas graduadas compradas por Internet. La verdad es que la iniciativa está teniendo bastante repercusión por la red, es ciertamente original y arriesgada, pero interesante como ejemplo de lo que puede ofrecernos el comercio electrónico si nos decidimos a utilizarlo en nuestro negocio.

El quid de la cuestión está en que no basta con poner a la venta nuestros productos con este canal, sino que debemos ser conscientes de que es necesario ofrecer un plus, un extra que nos permita competir con los comercios tradicionales que, como en este caso, tienen la ventaja de que el cliente puede acudir a la tienda, probarse las gafas comprobar que le quedan bien y que ve correctamente y si no, cambiarlas.

Lo que han hecho en Optica Directa es ofrecer la posibilidad de devolver las gafas si no nos gustan de forma inmediata, sin más preguntas, y seguir además una política de precios muy agresiva, colocándolos bastante por debajo de los que podemos encontrar en la mayoría de las ópticas, para intentar de esta forma convencer a los clientes de que resulta mejor comprar a través de ellos.

Independientemente de que triunfen o no (espero que sí, aunque sólo sea por el arrojo que han demostrado), cuando nos planteamos la posibilidad de poner en marcha estrategias de este tipo debemos tener en cuenta dos cosas:

  • Cada vez se venden más productos por Internet, algunos incluso cuya comercialización por este canal podría parecer descabellada, así que aunque lo que ofrece vuestra empresa pueda parecer poco adecuado para esta estrategia comercial, yo le daría un par de vueltas antes de descartarlo.
  • Para que funcione, hay que ofrecer más: ya os lo comentaba al principio, la comodidad de comprar desde casa es un aliciente, pero no suficiente para que nuestro negocio triunfe. Hay que buscar formas de enriquecer nuestra oferta, con mejores precios, servicios, atención al cliente, lo que se nos ocurra, opciones que suplan las carencias que este canal de venta pueda tener frente a los más tradicionales.

Personalmente, diría que lo tienen complicado, pero no deja de ser un ejemplo de lo lejos que está llegando el comercio electrónico, que es ya una realidad, una herramienta que puede ayudar a cualquier empresa, de cualquier ramo, a incrementar sus ventas sin requerir esfuerzos desproporcionados en lo que a inversión se refiere, y eso es algo que ninguna compañía debería descartar sin estudiarlo detenidamente.

Vía | Loogic
Sitio Oficial | Optica Directa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio