Compartir
Publicidad

Oficinas virtuales, ¿negocio real? (I)

Oficinas virtuales, ¿negocio real? (I)
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy le echaba una ojeada al post de mi compañero Los Lunes al Sol: El teletrabajo es una trampa, no caigas en ella; donde hablaba de los peligros de trabajar desde casa y las complicaciones que, a veces, tiene. Ahora es el turno de los puestos de trabajos virtuales, oficinas virtuales, ¿negocio real?

Para aquellos de vosotros que os estéis planteando implementar algún tipo de solución de “oficina virtual”, voy a hacer una pequeña opinión de las distintas alternativas de este tipo de servicios que se encuentran disponibles; de este modo, podremos saber qué debemos escoger dependiendo de nuestras necesidades o posibilidades.

Oficinas virtuales, negocio real

Desde hace años está abierto el debate sobre el teletrabajo como elemento flexibilizador del uso del tiempo y los recursos humanos en la empresa. Para los autónomos o emprendedores, la posibilidad de externalizar los principales servicios administrativos y de atención en soluciones virtuales aparece como una alternativa “low cost” que permite una atención permanente a los posibles contactos sin necesidad de mantener una oficina física con recursos humanos dedicados de forma exclusiva a dichas labores.

Siempre en contacto, “hágaselo usted mismo”. Casi todos los proveedores de telecomunicación ofrecen servicios del tipo “teléfono fijo en el móvil”, usualmente integrado con recepción y envío de email en el teléfono móvil. Este tipo de soluciones nos permiten estar siempre conectados, pero en la medida que no tengamos absoluta disponibilidad para dar respuesta estemos donde estemos, centrarnos en este tipo de productos no va a solucionar nuestras necesidades desde el punto de vista de ofrecer una buena atención a las personas que necesiten contactar con nosotros.

Servicios de domiciliación. Si no necesitamos una oficina física, muchos centros de negocios ofrecen el servicio de domiciliación y atención de llamadas, que normalmente ofrecen un domicilio fiscal, social para nuestra empresa. Este tipo de servicios suele incluir la recepción y recogida de envíos postales y correspondencia, la recepción y control de llamadas telefónicas, la recepción de faxes, y la realización de avisos urgentes. Generalmente, estos servicios se facturan sobre la base de un fijo mensual, que en el caso de España suele estar entre los 30€ y 50€ al mes. En el caso español, la Asociación Española de Centros de Negocio (ACN) ofrece la posibilidad de descuentos para la prueba de estos servicios, en el seno de la iniciativa Plan 22.000.

Conclusión

Esta es sólo la primera parte de nuestro repaso a las oficinas virtuales, especialmente dedicados para pymes que comienzan, emprendedores o simplemente profesionales que desean dar un nuevo giro a su forma de interpretar el sitio de trabajo. De esta forma se puede conseguir un mayor dinamismo para estar en contacto con los clientes.

En Tecnología Pyme | Cómo aprovechar el mensaje de fuera de la oficina para el marketing de tu empresa Imagen | Otto Nassar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio