Compartir
Publicidad
Publicidad

Mucho cuidado con tu libreta de direcciones

Mucho cuidado con tu libreta de direcciones
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchos de nosotros almacenamos en la libreta de direcciones de nuestro cliente de correo electrónico datos de contactos de nuestra empresa junto con otros particulares.

Tampoco es infrecuente que recibamos (o enviemos) el típico mensaje a los amiguetes con alguna foto graciosa, una felicitación navideña o cualquier otra cosa por el estilo, y utilizando el siempre útil Reenviar: metemos a toda nuetra agenda en el campo Para:.

Bien, pues cuidado con hacer esto. Si además de datos de contacto particulares tenemos datos de clientes y no están bien catalogados, podemos incumplir la ley de protección de datos, al revelar datos personales de nuestros clientes (en este caso la dirección de correo electrónico) a terceros o, simplemente, haciendo un uso incorrecto de los mismos.

Un particular recibió una sanción de 600 euros por felicitar la Navidad a una persona que había solictado su baja en una página web, propiedad del sancionado, en la que se había registrado previamente.

Al responder al correo en el que le solicitaban la baja, la dirección del remitente quedó automáticamente archivada en la libreta de direcciones de este señor quien, al enviar la felicitación a todos sus contactos (pensando que estos eran únicamente particulares), incluyó toda su libreta de direcciones en el campo Para:, desvelando de esta forma los datos del denunciante al resto de destinatarios del mensaje.

Como resultado, el afectado denunció el caso ante la Agencia Española de Protección de datos, que procedió a sancionar al infractor.

¿Cómo evitar este problema?

  • Si no puedes evitar enviar correos a todos tus contactos, utiliza el campo CCo: (copia de carbón oculta). De esta forma envías el correo a una dirección que tengas clara e incluyes el resto de direcciones en este campo. Las direcciones de todos los destinatarios incluidos en él son invisibles para el resto de personas que reciban el mensaje.
  • Desactiva la opción de agregar automáticamente a tu libreta de direcciones los datos de los mensajes que respondas.
  • Agrupa las direcciones de tu agenda. Crea un grupo para tus direcciones personales y otro para tus contactos profesionales, lo cual no sólo es útil para evitar este problema, sino para conseguir una gestión eficiente de tus contactos en general.

No es que la sanción haya sido muy importante, pero hay que tener en cuenta que este señor había atendido la petición de cancelar los datos del demandante, reconoció el error, se comprobó que no existía mala fe por su parte y eliminó los datos del denunciante de su libreta de direcciones en cuanto éste contactó con él. Imaginad qué puede ocurrir si hacemos lo mismo con los datos de algún cliente cabreado con nosotros.

Vía | Samuel Parra Foto | cobrasoft

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio