Compartir
Publicidad

¿Menosprecia Microsoft a las empresas con las actualizaciones a Windows 8.1?

¿Menosprecia Microsoft a las empresas con las actualizaciones a Windows 8.1?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Después de llevar unos cuantos días disponibles y de haberse reportado unos cuantos fallos por parte de los usuarios que han realizado la actualización a Windows 8.1 parece que los pequeños problemas persisten, sobre todo del lado de las empresas que han pagado su licencia Enterprise y están afiliados a la compra de licencias por volumen. Por eso me pregunto, ¿menosprecia Microsoft a las empresas con las actualizaciones a Windows 8.1?

Quizás la palabra es demasiado contundente, podríamos decir que ya no está en el eje de su política, y se centra más en el usuario que en las empresas. El mundo de la administración pública, de la gran empresa y de las pymes siempre ha sido un coto de Microsoft donde otros o no han estado interesados, como el caso de Apple o no han convencido en la estación de trabajo, como el caso de Linux.

Windows 8.1, ¿para usuarios o para empresas?

Es interesante, porque las empresas son las que hoy en día siguen comprando PCs mientras que en el caso de los usuarios son las tablets las que tienen más proyección de futuro y mucho menos portátiles u ordenadores de sobremesa. Quizás por este lado puede entenderse que Microsoft se centre en no dejar escapar a estos usuarios.

El problema es que no está dejando contentos a ningunos de los dos. Está logrando irritar al usuario de empresa, que también es usuario en su hogar y ve como la actualización de la distribución más enfocada al consumo doméstico como Windows RT ha sido un desastre.

Tener que buscar trucos o fallos del sistema de descargas para poder tener Windows 8.1 en una ISO que podamos instalar desde un USB o desde un DVD es algo importante para ahorrar tiempo en las empresas a la hora de actualizar.

Si a esto le añadimos el extraño caso de la actualización del sistema operativo que tarda más en instalarse que el propio sistema tenemos la cuadratura del círculo, o como Microsoft se está dando un tiro en el pie. ¿Os imagináis tener que pagar horas extras para la actualización de los equipos de la empresa?

Claro que luego no nos podemos extrañar que la mayoría de las empresas que compran equipos corporativos lo hagan con Windows 7 preintalado, como confesaba hace poco Toshiba. Si algunos tenían dudas sobre Windows 8 en la empresa creo que después de esta actualización las han despejado.

En Tecnología Pyme | Tres formas de actualizar los equipos de tu empresa a Windows 8.1

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio