Compartir
Publicidad
Publicidad

Me cambio a Vista o espero...

Me cambio a Vista o espero...
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

No es esta una pregunta novedosa, y probablemente muchos de vosotros tengáis clara la respuesta, pero a tenor de las últimas noticias surgidas entorno a la aparición del próximo sistema operativo de Microsoft, Windows 7, parece correcto plantearla, sobre todo en el entorno empresarial, en el que parece que se ha puesto complicado adquirir un ordenador que no lo incorpore de fábrica.

La propia Microsoft está empezando a darle la espalda a Vista. Han comenzado a distribuir información de su próximo sistema operativo, y parece que están acelerando su ritmo de desarrollo con vistas a lanzarlo el año que viene. Aunque bien pensado, si con el tiempo que se tomaron con Vista la jugada les ha salido así, no quiero ni pensar lo que puede ocurrir si se dan prisa..

Por otro lado, a pesar de que ya llevan tiempo anunciando que van a terminar con el sistema operativo anterior, recientemente han prolongado la vida de Windows XP hasta julio de 2009, permitiendo su venta a los fabricantes de ordenadores, como Dell por ejemplo, que ofrece la opción de instalar Windows XP en sus equipos (pagando, eso sí), añadiendo una licencia de Vista en el paquete, indicación clara de que consideran que la introducción de Vista ha supuesto un freno para sus ventas y que la demanda del anterior sistema operativo todavía es muy alta.

Un dato curioso, si os váis a una tienda de informática a comprar un ordenador, adquirir una licencia OEM (sólo para equipos nuevos) es más caro con Windows XP que con Windows Vista Business. Si la cosa sigue por este camino, acabará de regalo en los paquetes de cereales.

Yo, pudiendo hacerlo, voy a esperar hasta que no tenga más remedio. No siento la necesidad de cambiar por que sí, dado que tengo un producto que funciona y de momento no hay nada que me obligue a hacerlo (si algo funciona, no lo toques). No veo interés en asumir el coste de las licencias de un nuevo sistema en esta situación.

No creo que Vista sea tan terrible como lo pintan, pero sí opino que no aporta nada de interés con respecto a XP, pensando siempre en el mundo de la empresa. De todas formas, si no tenéis más remedio que cambiar y optáis por este sistema, tampoco se va a hundir el mundo, y siempre queda la alternativa de acudir a alguno de los fabricantes o distribuidores que todavía ofrecen Windows XP como opción, o aprovechar la circunstancia para pasaros a Linux o Mac, a gusto del consumidor.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio