Compartir
Publicidad

Marketing vs emociones. Emociones vs marketing

Marketing vs emociones. Emociones vs marketing
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aquí todos sabemos de marketing, no hay más que echar un vistazo a Twitter. El más "pintao" es un genio de la comunicación publicitaria. En esta era de comunicaciones traducidas a bits se me ocurre preguntar: ¿sabéis lo mismo de emociones? Marketing vs emociones. Emociones vs marketing. El futuro está aquí.

La tendencia a asociar emociones a la publicidad ha empezado con fuerza, tanto, que me inquieta. Pensad: si con publicidad podemos asociar y comprar productos a sensaciones, ¿que será lo próximo? Sigamos repasando como aprovechar con cabeza y sentido común esta nueva forma de vender desde la pyme al mundo.

El marketing no se riñe con las emociones

Este tipo de marketing sólo tienta crear la capacidad de empatizar con los sentimientos de nuestros clientes. Esto transmite emociones y lo asociamos frecuentemente con el concepto de “felicidad”, como consecuencia de las numerosas campañas de marketing que ha desarrollado. Como ejemplo podríamos decir: “Congresos de la Felicidad” o el “Instituto Coca-Cola de la Felicidad”.

Pero aquí no queda este nuevo estilo de publicidad. Una nueva forma de entender el marketing, consiste en introducir directamente al cliente dentro de la marca. Una acción que convierte a los clientes en fans de la marca, y a ésta en cómplice de sus clientes. ¿No os da la sensación de necesitar los productos anunciados así?

En el concepto de la publicidad también usa la geolocalización para determinar la proximidad a los carteles especiales de publicidad exterior y poder exhibir el nombre del cliente o producto cerca del mercado que más posibilidades de acceder a lo anunciado. Seguro que ahora todo el mundo piensa en las latas de Coca Cola.

Este tipod e marketing debe ir bien acompañado de una respuesta simultánea en redes sociales. Si asociamos, por ejemplo, un partido de baloncesto debemos asociar las emociones del partido a los tuits que pongamos así como las fotos que subamos a Facebook deberán ser de algo que nos haga sentir y no simplemente leer.

Conclusión

Así definimos una nueva forma de entender el marketing y de cambiar las métricas. Los clientes se convierten en parte activa, y desde el primer momento podremos saber cómo y cuánto llegamos a ellos y qué emociones despertamos. Esto comienza a ser un juego peligroso, el de jugar con los sentimientos, pero a todos nos ha pasado alguna vez.

En Tecnología Pyme | El Marketing tiene un botón de apagado Imagen | Oran Viriyincy

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio