Compartir
Publicidad

¿Tiene Apple sitio en la empresa?

0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las empresas en España son Windows. Esto es una realidad como una casa, pocas son las compañías que utilizan otros sistemas operativos, puede que unas cuantas trabajen con Linux, pero el sistema operativo de Apple y, por tanto, sus equipos, todavía no llegan siquiera a representar un porcentaje digno de mención.

Alrededor de esta marca existen muchos mitos, aunque la mayoría de ellos se quedan en eso, historias para amedrentar a los que se atreven a plantearse su utilización. ¿Realmente no tienen un hueco en la empresa? En alguna que otra entrada hemos comentado por encima algunos de los aspectos que más retraen a los usuarios a la hora de adoptar esta solución tecnológica, pero es un buen momento, aprovechando la despedida del año, para desvelar la realidad y analizar cuáles son las posibilidades de uso de los Mac en las empresas. Entre los peros que se les suelen poner se encuentran los siguientes:

  • Problemas para la integración en la red de la empresa: en caso de disponer de una red empresarial, incluso si hablamos de dominios gestionados por un servidor Windows, los equipos de Apple se integran sin ningún problema. Logearse en un dominio, accecer a los recursos de Active Directory y compartir los propios no es ningún problema en la actualidad.
  • Son equipos caros: mentira. Como suena, mentira. No son equipos caros si los comparamos con otros de componentes similares. Lo que sí es cierto es que no son equipos para todo el mundo. Con esto quiero decir que no tiene sentido ponerle un iMac a una persona que únicamente utiliza un programa de gestión empresarial y de vez en cuando recibe algún correo electrónico. No lo va a aprovechar y existen equipos más económicos, aunque con menos prestaciones, que van a cubrir el expediente sin ningún problema.
  • El software no es compatible: verdad y de Perogrullo. Es cierto que buena parte del software que funciona en Windows no tiene versiones equivalentes para Mac, son plataformas diferentes, pero también es cierto que existen programas que hacen exactamente lo mismo (y en ocasiones mejor), por lo que esta cuestión no debería ser un argumento en contra de su uso.
  • Vsito lo anterior, ¿tiene sentido su uso en la empresa? Según que casos. Para aquellos puestos en los que se requiere un uso intensivo del equipo, que se ejecutan varios programas a un tiempo y que necesitan de cierta potencia, sí. Ningún otro equipo, Windows o Linux, está tan optimizado y ajustado como los de Apple para obtener un rendimiento máximo. Es evidente que el hecho de que sean ellos los que fabriquen tanto el software como el hardware les hace partir con ventaja, pero no se trata de ver quien lo tiene más difícil, sino de quien me da más.

La mayor pega viene de parte del uso del software de gestión. La mayoría de las soluciones de las que disponemos están desarrolladas únicamente para Windows, aunque la irrupción del software como servicio (Saas), del que nos vamos a hartar a oír cosas durante el próximo año, hacen que esta traba se diluya en cierta medida.

En fin, creo no creo que Apple pueda sustituir a Windows en la empresa, no es su guerra y, hoy por hoy, es una propuesta diferente, pero sí me parece que tiene un hueco que rellenar muy importante, el de los power users, aquellos usuarios que necesitan sacarle toda la miga al ordenador. Aquí creo que son imbatibles frente a cualquier otra opción. ¿Cómo lo veis vosotros? ¿Creeis que 2009 será el año de Apple en la empresa?

Vídeo | Gizmodo
Vídeo original | Youtube

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos