Compartir
Publicidad

Los clientes también tienen responsabilidades

Los clientes también tienen responsabilidades
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Es un mundo perfecto aquel donde todo se puede comprar? ¿Hasta a las personas que dan soluciones? Los clientes también tienen responsabilidades, no basta con pagar o ingresar dinero a una cuenta bancaria ajena. No digo con esto que no baste con pagar, sólo os quiero hacer ver que hay opciones que ayudan a dar un mejor servicio y no sólo el dinero.

Si nos sentamos a "esperar" que todo se haga a cambio de dinero, las cosas pueden ir bien. Pero, sólo "pueden", y no deben. En numerosas ocasiones, un gesto ha conseguido más que el dinero; si extrapolamos este pensamiento a un negocio: el resultado es, sin duda alguna, mejor que simplemente pagar y esperar.

Pago, ¿y me olvido?

Creo que un mundo que se rija estrictamente por el dinero debe ser tremendamente aburrido y fácil de conseguir. Cuando hablo sobre el hecho de no sólo pagar por un servicio me refiero a los gestos que, como clientes, podemos tener y acompañarían al servicio que, como un boomerang recibiremos.

Sin ir más lejos, en el tema de las copias de seguridad, programar un aviso en Outlook, por ejemplo, para pedir a nuestro departamento informático o empresa que se encargue de ese tema, una copia de seguridad al azar para poder comprobar que todo se está haciendo bien. Por ejemplo: pedir un archivo importante de cada mes durante los tres últimos tres meses.

Otro ejemplo donde creo que no basta con pagar es cuando un proyecto se está gestando. Si pagamos por recibir algo podremos imaginar ese proyecto y verlo terminado pero si no hemos ayudado o estado cerca el resultado puede ser realmente distinto a lo que esperábamos. Estar cerca de un proyecto no sólo beneficia al equipo que lo ha hecho; veremos que ganan más confianza porque el resultado ha sido más cercano a lo esperado.

Por último, uno de los ejemplos impagables que podemos dar a una empresa, a parte de dinero, es el hecho de estar cerca de los problemas. Tras un gran incidente, siendo nuestra empresa la afectada, preocuparnos por lo que ha pasado, por el error humano o por la casuística de lo sucedido. Este simple gesto hará ver a la empresa que no sólo estás pagando, sino inquieto por lo que hacen.

Conclusión

No quiero que penséis que me quejo del dinero (aunque bien lo podría hacerlo) sino sino de dotar de un poco de humanidad cada uno de nuestras peticiones. Siempre he dicho que un abrazo, un sms o un intermitente son gratis y salvan vidas. Igual con los gestos que podamos hacer en la empresa con otros departamentos.

Lanzar un mail es sencillo, pero enviarlo con una petición amable para saber como van algunos procesos mostrando la cercanía de cada proceso, puede hacer al receptor ver que no sólo pedimos, sino que estamos cerca de todo lo que él está haciendo. Son gestos y mejoras, no obligaciones, porque lo único obligatorio es pagar.

En Tecnología Pyme | Cómo aumentar el compromiso con los potenciales clientes y los anuncios de vídeo Imagen | Ron

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio