Compartir
Publicidad
Publicidad

Lo más básico, mantener y proteger

Lo más básico, mantener y proteger
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchas veces los seres humanos pecamos en lo más sencillo, somos capaces de gestionar grandes cosas pero en lo más mínimo nos perdemos y lo dejamos siempre para otro día (hasta que ese otro día resulta que ya es tarde), y en la actualidad una de las peores cosas de la que nos podemos olvidar o dejar de realizar adecuadamente es el mantenimiento y protección de nuestros equipos informáticos (y similares) en general.

No soy experto informático, ni mucho menos, solo soy un usuario intensivo de todo tipo de aparatos relacionados con las nuevas tecnologías tales como portátiles, mini portátiles, smartphones y gadgets por el estilo que por medio de este breve y sencillo artículo quiere dar unas muy básicas pautas para la pequeña empresa y el autónomo, pautas tan básicas que parece mentira que aun sean minoría los que las realizan correctamente.

En el mercado existen multitud de recursos, productos y sistemas para proteger nuestros equipos, garantizar los datos que existen en ellos y para administrar la ingente cantidad de datos e información que generamos a través de los mismos, existes tantos y a veces le damos tanta importancia a otras cosas y tan poca a estas que se nos olvida de aplicar o incorporar cualquiera de estas soluciones.

No digo que se tenga que ser un neurótico obsesivo como el firmante que tiene permanentes copias de seguridad de todo lo que realiza en varios soportes físicos o “en la nube”, ni tampoco que se practiquen permanentes escaneos de seguridad y de mantenimiento a los sistemas, ni que todo ello se realice gastando centenares de euros, cuando hay que reconocer que en el mercado existen excelentes soluciones a muy poco o ningún coste, pero todo pequeño empresario y/o autónomo debería tener (además de todos los requerimientos personales que pueda precisar) estas tres premisas grabadas en fuego en su actividad diaria profesional:

Garantizar la estabilidad y buen funcionamiento de los sistemas por medio de los programas y mecanismos que los permitan tener en un óptimo, estable y seguro estado de funcionamiento.

Garantizar la recuperación de los datos en caso de incidente, avería, accidente o catástrofe. Nada más preocupante, peligroso o doloroso que perder información de relativa o crucial importancia.

Disponer de toda la información en modo externo para poder acceder de forma ágil a toda la información interna de los sistemas, léase disponer en un lugar externo y seguro de todos los recordatorios de usuarios y claves, unidades externas o gadgets a mano para ser utilizados rápidamente.

No hace falta decir que todo esto son simples indicaciones básicas, que cada uno deberá adaptar según sus necesidades propias y que para solucionar cada una de las necesidades aquí expuestas existe siempre una o más opciones, muchas veces combinables entre si. Ahora bien tendríamos que tener como premisa básica que el mantener estas necesidades salvaguardadas sea realizado de una forma segura y que no entorpezca o limite nuestro funcionamiento diario.

En Pymes y Autónomos | La importancia (vital) de hacer copias de seguridad de nuestros datos
Imagen | furilo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos