Compartir
Publicidad

La utopía de las listas Robinson para frenar el spam

La utopía de las listas Robinson para frenar el spam
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Ayer salió la noticia de la presentación por parte de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) y la Federación Española de Comercio Electrónico y Marketing Directo (FECEMD) de un nuevo fichero de exclusión publicitaria para evitar las comunicaciones comerciales no deseadas, también conocido como lista Robinson. Algunos medios generalistas han publicado la noticias dando a entender que sería un medio para dejar de recibir las molestas comunicaciones no deseadas y frenar el spam. Pero la verdad es que pensar en la utopía de las listas Robinson para frenar el spam es muy ingenuo.

Este fichero ya existía de facto, pero sólo era efectivo para el correo postal. Ahora abren las puertas, o más bien las cierran, a las comunicaciones por SMS, MMS, llamadas telefónicas y correo electrónico, en otras palabras incorporan el fichero al mundo digital del siglo XXI. Esto ha dado lugar a que muchos piensen que esta es una forma efectiva de frenar el spam del correo electrónico, cuando los correos que pueden inundar nuestro buzón provienen de empresas que desde luego no se atienen a las reglas y saben perfectamente que su actividad es ilegal. Por lo tanto, que estés inscrito o no en estas listas les es totalmente indiferente, por decirlo de una manera suave. La pregunta entonces es si estas listas son efectivas y sirven para algo. La verdad es que es una forma de establecer unos límites a la publicidad que recibimos porque un día tuvimos una relación comercial con una empresa que luego finalizó pero esta empresa cedió los derechos de su base de datos a otra que a su vez y total aparecen llamándote para los temas más disparatados o triviales. En definitiva molestándote e interrumpiendo tu actividad con la consiguiente pérdida de productividad. Las listas Robinson son más efectivas para las comunicaciones postales ordinarias y las llamadas a teléfonos así como los mensajes al mismo.

Por lo tanto si estabais pensando en ahorraros el anti-spam de vuestra solución de seguridad más vale que os vayáis haciendo a la idea de que por el momento no os podéis desprender del mismo. Hoy por hoy aunque la efectividad del spam sea realmente baja la economía de costes del sistema provoca que sea un mal difícil de parar a no ser con la instalación de filtros que los detectan y hacen que no nos molesten ni mermen la productividad de la empresa y sus recursos.

Vía | Pymes y Autónomos Más Información | Listas Robinson Foto | Yogma

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio