Publicidad

La imagen tecnológica de tu empresa y la inversión, matando moscas a cañonazos

La imagen tecnológica de tu empresa y la inversión, matando moscas a cañonazos
1 comentario

Publicidad

La tecnología que utilizamos en nuestras empresas es parte de la imagen que proyectamos. Las herramientas que nos facilitan el trabajo como smartphones, portátiles o los ordenadores de sobremesa dicen mucho de nuestra empresa. Para bien y para mal, es necesario un equilibrio entre la imagen tecnológica de tu empresa y la inversión, para no acabar matando moscas a cañonazos.

Os cuento esto porque no es la primera vez que en una visita a una empresa que trabajaban con iMacs una de las ventajas que me comentaban era la imagen que ofrecían. Más allá de ligar su marca de empresa a los valores que proyecta Apple, la limpieza de cableado y no tener todo desordenado era uno de los valores destacados de estos equipos. Postureo en la empresa, lo podríamos llamar.

Claro que luego esto no estaba muy en consonancia con la pantalla del iMac llena de notas adhesivas o algún punto de acceso a la red inalámbrica colgado en el techo de cualquier manera, por no hablar de alguna que otra regleta de enchufes tiradas por los suelos de la oficina. Aquí se me desmoronaba un poco este castillo de naipes.

Respeto mucho a las empresas que apuestan por Apple y su sistema operativo es la mejor solución para ellos. Es su dinero y su inversión, no seré yo quien les diga cómo tienen que rentabilizarla. Otra cosa es que el equipo adecuado para ellas sea un iMac, cuando por la mitad de precio tienen disponible un Mac Mini, aunque claro, el logo de la manzana sea un poco menos visible.

Es cierto que un iMac, y cualquier equipo todo en uno, nos da una limpieza de cableado, que siempre es un elemento muy molesto. Pero no es menos cierto que la instalación de nuestros equipos informáticos puede ser perfectamente eficaz y ordenada si la realizamos de forma adecuada y, sobre todo, hemos sido previsores en la planificación.

Entrar en una empresa y ver cables por los suelos, sueltos, desorganización, etc. no deja buena imagen. Parece que se puso allí el puesto de trabajo de forma provisional y puede que lleve ya tres años. Basta un poco de limpieza y orden para que todo el cableado quede oculto en su mayor parte, que la imagen de nuestra empresa, sea de eficacia y no de dejadez, y para esto no hace falta invertir en un iMac, basta con un poco de tiempo y paciencia en la organización.

En Pymes y Autónomos | Cuando un trabajador mejora la imagen de la empresa

Imagen | Simon Zirkunow

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios