Compartir
Publicidad

La evolución del ultraportátil y su uso empresarial

La evolución del ultraportátil y su uso empresarial
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es sorprendente como han avanzado los ultraportátiles en el último año. Por eso para la empresa que se está planteando renovar sus portátiles y no sabe si esta es una buena opción conviene hacer un repaso para conocer la evolución del ultraportátil y su uso empresarial. En primer lugar vamos a hacer un repaso de la evolución de los dispositivos y posteriormente hablaremos de su uso empresarial.

En principio estos portátiles estaban pensados como pequeños ordenadores que pudiéramos llevar con nosotros y nos facilitaran tener a mano una serie de archivos y documentos, así como la posibilidad de realizar todo tipo de tareas ofimáticas y a través de la red. Una de las cosas que más ha evolucionado es el tamaño de pantalla que ha pasado de las 7" a dispositivos de 12", aunque parece que el estándar se ha quedado en 10". A esto se sumaban procesadores de bajo consumo para tratar de alargar la vida de las baterías aún a costa de menor potencia. La mayoría comenzaron con sistema operativo Linux, cada uno con una versión distinta, lo cual no ayudó a implantarlo globalmente. Se ha impuesto Windows XP como estándar por este lado, así por la parte de tener un procesador con menor potencia no merma las capacidades del equipo, puesto que funcionan tan bien como puede hacerlo cualquier equipo de sobremesa de gama baja, media, pudiendo realizar las mismas tareas que se realizan en dichos equipos, mayoría en el ámbito empresarial.

Otra de las preguntas que me hacen habitualmente sobre estos ordenadores, aunque parezca sorprendente es si tienen de todo. Pues hombre, tienen todos los accesorios que puede llevar un portátil de gama media-baja, es decir, no tendrán una salida HDMI, pero si tendrán sus conexiones VGA, lector de tarjetas, puertos USB, micrófono, altavoces o cámara web. No falta nada que pueda tener un portátil convencional, bueno sí, quizás el par de kilos de peso que no tienen y que al final de un día cargando con un portátil se nota en la espalda.

¿Y cual es el uso empresarial de estos equipos? Pues en principio son equipos de alta movilidad, es decir, para gente que se está moviendo todo el día de un lado para otro y necesita llevar consigo un portátil, como por ejemplo puede ser un servicio técnico o similar. Si el uso que tenemos es para trabajar en casa del cliente, y necesitamos un portátil porque somos una consultora y estamos tres meses ejecutando un trabajo en un sitio y cuatro en otro yo no lo recomendaría porque quizás para realizar un trabajo continuo e intensivo puede resultar incómodo, aunque los equipos con pantalla de 12" pueden ser adecuados para tal fin.

Una de las principales quejas al respecto de estos equipos suele ser que, frente a su principal rival como el teléfono de última generación, tardan mucho en arrancar. Este aspecto ha mejorado sensiblemente en las últimas generaciones, consiguiendo arranques de menos de un minuto y además con la mejora de las baterías prácticamente no es necesario desconectarlos en todo el día ya que nos dan autonomía entre 6 y 10 horas.

Desde luego, si además de consultar datos y archivos, como se puede realizar en el teléfono de última generación necesitáis modificarlos este tipo de equipos es vuestra opción. Si en vuestra empresa el portátil está constantemente de un lado para otro, está claro que es una buena opción, y por último si sois de los que trabajáis en casa del cliente y os decidís por este tipos de equipos buscar un equipo con pantalla de 12" en el cual no notaréis prácticamente diferencias con un portátil habitual. Además ahora existen ultraportátiles con módem 3G con el cual aprovechar la conexión de vuestro teléfono para estar conectados, con lo cual puede ser complementario a los teléfonos de última generación.

Foto | nDevilTV En Tecnología Pyme | Elegir un ultraportátil o un teléfono de última generación

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio