Compartir
Publicidad

La cruda realidad de la web en la pyme

La cruda realidad de la web en la pyme
Guardar
0 Comentarios
Publicidad


En este blog hemos planteado distintas estrategias para la presencia de las empresas en la web, distintos consejos para intentar que este canal de comunicación con nuestros clientes sea convenientemente aprovechado, pero la cruda realidad de la web en la pyme, es muy distinta, puesto que es algo que muchas empresas se plantean como moda más que como canal estratégico.

El otro día hablaba con una empresa que se dedica a dar mantenimiento al sector de las pymes y ellos además ofrecen servicios de alojamiento de páginas, gestión e las mismas, etc. Hablábamos de los gestores de contenido y me abrió los ojos. Los gestores de contenido no sirven para nada en las pymes pequeñas, puesto que las que tienen página web no quieren saber nada de su gestión.

¿Qué significa esto? Pues significa que en el mejor de los casos hace cuatro o cinco años le encargaron hacer la página web de su empresa a una empresa o a un experto en el tema y desde entonces no se ha vuelto a tocar. Y en el peor de los casos tenemos un logo bailarín de nuestra empresa, un número de teléfono y poco más.

Pensarlo fríamente, y si os es posible recuperar algún catálogo antiguo de productos o de servicios de vuestras empresas. ¿De verdad os sería útil el catálogo o el tríptico que se encargó hace cuatro o cinco años hoy en día? Si la respuesta es positiva, se puede continuar con la página web sin actualizar y sin tocar. El problema no es muchas veces la actualización de la web, sino la actualización del modelo productivo de la empresa.

Muchas empresas piensan en que el modelo que les ha funcionado durante años no tiene que dejarles de funcionar, y sin embargo, si tu negocio no cambia lo que cambia es la sociedad, y con ello las formas de comprar o adquirir productos o servicios. Si nuestro negocio no evoluciona, no cambia poco a poco irá perdiendo clientes. El potencial del canal web es indispensable hoy en día.

No aceptéis la primera opinión. Es básico pedir varias opiniones, como lo hacemos en otras áreas, a la hora de hacer una página web, y saber para qué queremos una página web corporativa, que ofrecemos a nuestros clientes con este nuevo canal. Si conseguimos responder a estas preguntas tendremos mucho trabajo hecho y nuestra web servirá a los propósitos para los que se ha diseñado.

En Tecnología Pyme | Cómo enriquecer la web de nuestra empresa y Recomendaciones de lo que debe y no debe tener una web corporativa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos