Compartir
Publicidad

La continuidad de los sistemas

La continuidad de los sistemas
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Una de las cuestiones por las que trabajan todas las empresas es mantener siempre la continuidad de los sistemas, o lo que es lo mismo, poder trabajar siempre y evitar los contratiempos. En esta cuestión el ideal es que nuestros sistemas estén siempre disponibles el 99,99% del tiempo. Para ello debemos tomar una serie de medidas o precauciones importantes que requieren una fuerte inversión.

Para conseguir este nivel de servicio en nuestros sistemas muchas empresas lo que buscan es replicar o duplicar los sistemas, es decir, mantener un réplica de nuestros servidores, de forma que si uno cae el otro, que está de reserva entrará en acción. Para la pyme es un gasto excesivo que quizás muchas no pueden asumir.

Tenemos que ser conscientes de la capacidad de inversión de nuestra empresa y con ello intentar competir. Está claro que la pyme no puede tener un centro de pánico, como pueden tener muchas grandes empresas por si en un momento dado ocurre un catástrofe en sus oficinas centrales y sus sistemas se van al traste. No nos interesa ni por costes ni tenemos la necesidad, puesto que estar una semana sin negocio nos saldrá más rentable que la inversión que debemos realizar.

Sin embargo hay algunas cuestiones que si podemos tomar como precaución por si algo falla que están al alcance de las pymes:

  • Recambios de componentes: en este caso podemos tener una fuente de alimentación de reserva por si ocurre algún incidente eléctrico que afecte al servidor. Yo añadiría una placa base extra, que nos permitiría recuperar el sistema en un tiempo breve ante un fallo grave.
  • Copias de seguridad: no nos cansamos de repetirlo, tener copias de seguridad de datos, imágenes del sistema y almacenarlos tanto en nuestra empresa como conservar una externa. La periodicidad con las que se ejecuten estas copias externas dependerá ya de cada empresa.
  • Planificación de los mantenimientos: está claro que tenemos que realizar un repaso a nuestros sistemas. Un mantenimiento periódico nos ayudará a evitar sorpresas inesperadas. Mejor una parada controlada fuera de horas de trabajo que un problema por desbordamiento de capacidad.
  • Sistemas de prioridades: esto sirve para todo tipo de empresas. Debemos identificar cuál es el equipo crítico en nuestra empresa, aquel sin el cual no podemos trabajar, ya sea un servidor, un disco duro en red o el ordenador portátil de un autónomo. Sobre este debemos focalizar todas las medidas.

Estas son solo algunas medidas y seguro que vosotros tomáis otras precauciones que en más de una ocasión os han salvado de un apuro. ¿Os merece la pena la inversión de tiempo y dinero en el mantenimiento de los sistemas o podéis afrontar en vuestras empresas estar un par de días parados? En la respuesta a esta pregunta estará la clave del esfuerzo que cada empresa tiene que dedicar a este asunto.

En Tecnología Pyme | Sistema de Gestión de la Seguridad de la Información
Foto | newmediarchitect

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio