Compartir
Publicidad
Publicidad

Guía para seleccionar un buen web hosting

Guía para seleccionar un buen web hosting
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si deseamos tener presencia en internet para la empresa u organización, siempre el punto de partida es seleccionar un proveedor de web hosting donde hospedar nuestro sitio, a menos que contemos con los recursos suficientes para tener y lanzar nuestro propio web server, cosa que no es muy común en las pymes.

Ofertas de ser “el mejor” proveedor de web hosting tenemos de sobra al alcance. Basta con dar una hojeada a cualquier revista de tecnología o de negocios y saltan a la vista los múltiples proveedores disponibles. En base a esto, vamos a facilitarles una pequeña guía con una serie de puntos base a considerar para elegir el que será nuestra mejor opción como proveedor de web hosting. Para ello consideremos los siguientes puntos:

  • Servicios de soporte que se ofrecen: tal vez este es el criterio base que determina que tan bueno es un proveedor de web hosting. Muchos proveedores solamente dan soporte vía su web, ya sea por chat, formulario de tickets o e-mail. Claro que son fundamentales este tipo de accesos al soporte, pero también es importantísimo que se cuente con una línea telefónica de coste gratuito para el cliente, la cual te ponga en contacto con un técnico que te resuelva el problema en el momento que lo necesitas. Aún de mayor peso es tener accesible el soporte 7/24. ¿Qué ocurre si nuestro web requiere soporte a media noche? Suele pasar.
  • Plataforma web acorde a nuestro negocio: generalmente los proveedores de hosting de costos más bajos solamente manejan plataforma Linux. Por eso es evidente que para manejar menores costes de operación y ofrecer planes de web hosting mas económicos. En algunos casos ni siquiera se manejan distribuciones Linux para servidor, sino distribuciones que son para el escritorio y que se adaptan para trabajar como servidor web. De nada nos sirve un web hosting barato sino nos soporta las aplicaciones web que deseamos ejecutar ya sea de inicio o a futuro.
    Aquí consideremos que muchas pymes trabajan con herramientas y software basado en la plataforma de Microsoft,; ya sea que estas sean de proveedores terceros (muy común en el software contable y administrativo), o que incluso hayan sido desarrolladas internamente o exprofesamente para la pyme. Por ello mismo a veces es necesario que el proveedor donde hosteamos tenga planes que soporten ASP y Windows Server, de forma que si tal es nuestra necesidad podamos ejecutar este tipo de scripts (o al menos contar con MONO que permite ejecutar ASP en Linux).
  • Ancho de banda suficiente: los web hosting compartidos siempre están limitados a una tasa de transferencia específica, que no es otra cosa sino el ancho de banda al que tenemos derecho a consumir por cada mes de servicio. Si esta tasa de transferencia se excede, la web es bloqueada hasta el siguiente mes, o bien hasta que paguemos la diferencia. Este concepto es como el tiempo de prepago de los teléfonos celulares; si lo consumes, no puedes volver a llamar hasta que cargues más tiempo. Con la misma lógica operan los web hostings compartidos, mientras mayor tasa de transferencia, mas tráfico y visitantes recurrentes podemos soportar sin que se nos bloquee el web.
  • Grado de personalización: ¿qué tantos buzones de e-mail podemos activar?, ¿qué tipo de scripts podemos correr en el hosting?, ¿contaremos con servicio de webmail?, etc... Una serie de servicios complementarios para la buena ejecución de nuestro web que es importante considerar. No importa que de inicio no los usemos, nadie sabe que ocuparemos a futuro.
  • Herramientas de valor agregado que se ofrecen: los mejores proveedores de web hosting, siempre ofrecen un catalogo de herramientas para sus clientes, para realizar tareas o aplicaciones muy comunes en el web. Ejemplo: tiendas online, certificados SSL, plantillas de blogs, etc. Todos estos recursos nos facilitan enormemente el trabajo de lanzar este tipo de aplicaciones web comunes si es que se nos presenta la necesidad de usarlas.
  • Facilidades de migración: los buenos proveedores de web hosting, facilitan las tareas de migración si uno decide cambiar de proveedor y llevarse su web a otra parte. La migración de la información no solo del web, sino también bases de datos de correos y dominio debe ser de lo más fácil y accesible en caso de requerirlo.
  • Funciones e backup y disponibilidad: si la disponibilidad del web en línea es crítica para el negocio, es prioritario que nuestro proveedor de web hosting ofrezca servicios de backup y servidores de respaldo para el caso de un fallo de operación.
  • Balance en los costos vs oferta. Todos los puntos anteriormente referidos deben tener un buen balance en los costos; lo mejores proveedores de hosting son los que ofrecen todo lo anterior (o más) a costos razonablemente accesibles.

Existen múltiples ofertas de proveedores de web hosting y muchos criterios a considerar para optar por el que más nos convenga. Sin embargo esperamos esta guía de puntos les sirva para determinar lo que más conviene a la empresa u organización. Lo peor que podríamos hacer es usar un hosting gratuito que nos coloque publicidad, ya que ello implicaría una falta de seriedad de la empresa hacia su estrategia web y por ende a sus negocios.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos