Compartir
Publicidad
Publicidad

Google Apps y la protección de datos

Google Apps y la protección de datos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

No sé si recordaréis que hace unos días comentábamos en un post un artículo aparecido en El Mundo en el que se ponía en cuestión la conveniencia de contratar Google Apps edición Premier por los problemas que podrían surgir con respecto a la protección de datos (entre otras cosas).

Quizá si hubieran elegido a otra empresa como ejemplo la cosa hubiera quedado allí, pero ¡ah!, como tuvieron la osadía de mencionar a San Google, las repercusiones en los medios electrónicos no se hicieron esperar y un par de días después apareció en el mismo diario un articulo del director de Google Enterprise España y Portugal, Carlos García Armendáriz, en el que rebatía las incertidumbres sembradas en el texo anterior, mencionando entre otras cosas que su empresa está certificada bajo el programa “Safe Harbour”, que asegura en principio que el tratamiento de los datos que realizan cumple con la directiva europea sobre protección de datos, de la que se deriva la nuestra.

Si esto es así, ¿podemos contratar tranquilamente este servicio? Yo diría que con bastante tranquilidad, la imagen de inspectores entrando por la puerta de nuestras oficinas por las buenas es ciertamente exagerada, y esta certificación que mencionaba más arriba garantiza en cierta medida que no vamos a incumplir la ley al utilizar el servicio.

Por otro lado, si cumplen con todo y no hay discusión ¿porqué narices no lo dicen alto y claro? ¿tanto costará incluir una cláusula que diga: cumplimos con la Ley de Protección de datos así y asá? No es que Google sea el único que lo hace, pero ya que estamos con esta empresa como ejemplo, aprovechamos. Tampoco he sido capaz de encontrar el acuerdo de licencia en castellano (igual soy un poco torpe, si alguien sabe como hacerlo que me lo diga), y aunque pueda leerlo en inglés, que queréis que os diga, me repatea.

En fin, que aunque cumplan a mí me queda la sensación de duda. No creo que sea mucho pedir que tanto éste, como cualquier otro contrato de este tipo que suscribamos, esté redactado de forma que nadie pueda tener ninguna duda sobre él, ni nosotros, ni la Agencia de Protección de Datos, ni Rita la Cantaora.

Más información | El Mundo
En Tecnología Pyme | Legislar de espaldas a la realidad
En Tecnología Pyme | Guía LOPD

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio